“Maisanta” El último hombre a caballo

Maisanta-680x470

El 8 de noviembre de 1924 muere encarcelado el legendario Pedro Pérez Delgado, mejor conocido como “Maisanta”, soldado revolucionario reconocido por alzarse contra Juan Vicente Gómez y defender el proceso que llevó adelante Cipriano Castro.

Su apodo “Maisanta” es derivado de sus gritos de batalla “¡Madre Santa!”.

También llamado “El Americano”, Pedro Pérez Delgado había comenzado como oficial en el gobierno de Gómez, pero abandonó su labor para iniciar actividades guerrilleras en contra de la dictadura en 1914, viviendo un mundo de aventuras y largos combates en contra de la tiranía.

Luego de 10 años de batalla continua por los llanos de Occidente, es detenido cuando se encontraba pacificado trabajando en su hato, al ser acusado de no informar al gobierno del ataque de las fuerzas del general Parra Pacheco.

 “Maisanta”, quien fue bisabuelo del Comandante Hugo Chávez, es considerado el último hombre a caballo, ya que fue de los pocos que batallaba cabalgando, mientras que las fuerzas contrarias estaban mejor preparadas, con tecnología avanzada y armas de guerra.

El pueblo venezolano conoció a “Maisanta” gracias al Líder Eterno de la Revolución, Hugo Chávez, quien dedicó parte de su vida a investigar e indagar sobre su verdadera historia. En cada alocución hacía referencia a este personaje histórico por su gran espíritu batallador, guerrero y defensor de La Patria:

“Cayó preso y, cuando tenía apenas cincuenta años de edad, murió envenenado en el Castillo Libertador, en Puerto Cabello. Dicen los que estaban ahí que salió con un dolor. No aguantaba, se quitó el escapulario, lo lanzó a la pared y dijo: “Maisanta, pudo más Gómez”. Y cayó muerto”.

Pedro Pérez Delgado es ese pueblo de hombres y mujeres que son como las aguas, los rayos de sol, los vientos de rebeldía, de libertad que hoy todavía siguen levantando multitudes, creando conciencia y afianzando los principios de ética, moral y combate para enfrentar a la burguesía, enfrentar al imperialismo y al latifundio para la destrucción de la vieja sociedad corrompida y  la construcción de una Patria Nueva.

 Fuente: Cuentos del Arañero, Hugo Chávez Frías.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s