Celebramos el Día Nacional del Adulto Mayor con su inclusión social

Sin título

Si tuviéramos que hablar de un país que ha dado muestras tangibles del respeto por sus adultos mayores, Venezuela sería el primero en mencionar.

En los últimos 14 años, nuestro país ha dado pasos agigantados para la dignificación de nuestros abuelos, algunos han podido ser testigos de como ha cambiado su realidad, otros se han marchado durante el proceso de cambio, aliviados luego de ver, como su amada patria dignifica a quienes le entregaron su vida.

El Presidente y Comandante Supremo, Hugo Chávez,  fue un hombre que respetó, amó y admiró profundamente a los adultos mayores, no es casualidad que muchas de las anécdotas que compartía con el pueblo venezolano a través de su programa Aló, Presidente, se referían a las personas de edad avanzada con las que compartió, en especial de su abuela Rosinés.

Cuando en el año 1999 se aprueba por mandato del pueblo en ejercicio de su Poder Constituyente, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela se empiezan a reconocer los derechos de los sectores más vulnerados por los gobiernos de la Cuarta República “entre ellos los niños y las personas de la tercera edad”.

El primer acto de dignificación  ejecutado por el Líder Eterno de la Revolución, Hugo Chávez, tuvo que ver con el término utilizado para referirnos a los abuelos, ya no se les debía decir ancianos ni viejos, nos hizo ver a todos que era despectivo llamarlos así, desde  entonces en todo el país empezaron a ser reconocidos como adultos mayores.

Las políticas revolucionarias, acompañadas por las acciones de distintos niveles de Gobierno lograron la aparición de los Clubs de Abuelos, las Casas de Adultos Mayores, Las Jornadas de Atención Integral al Adulto Mayor y el Turismo Social para el Adulto Mayor.

Otra de sus políticas fue la homologación de la pensión al salario mínimo vigente de todos los pensionados y jubilados. Una inversión significativa del Gobierno tanto en el sistema social venezolano como en la dignificación de los adultos mayores.

El Comandante Chávez,  fue insistente en la atención que debían tener los abuelos en los bancos del Estado y en los privados, ahora  se les entrega tarjetas de débito para su comodidad, se les invita al ahorro y a mejorar su calidad de vida.

Inmediatamente, la siguiente acción fue una de las más significativas de la historia contemporánea de Venezuela, el Comandante Eterno, Hugo Chávez, decide crear la Misión en Amor Mayor, para atender y acobijar a todos aquellos adultos mayores que estaban fuera del sistema de pensiones, y dignificar su condición. Además se cambió el sistema de cotizaciones para la pensión en Venezuela, permitiendo que trabajadores que nunca habían podido cotizar, pudieran garantizar una tercera edad  digna y segura.

A través de nuestra tecnología, los pensionados del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y del Instituto de Previsión Social de las Fuerzas Armadas pueden disfrutar de los beneficios de la inclusión al sistema bancario nacional, y planificar sus años de descanso sin vivir en la agonía que le ocasionaba la exclusión.

 Prueba de esto son las más de 170 mil tarjetas de débito que hemos entregado a nuestros abuelos para que no se vean en la necesidad de asistir al banco, y puedan utilizar nuestros Terminales Bancarios Comunitarios, TBCom, para realizar sus operaciones sin salir de las comunidades en las que viven.

En Banco Bicentenario vivimos comprometidos con los abuelos  y  pensionados, que cobran en nuestras 532 agencias, el  respeto y la consideración para los  adultos mayores son un deber y un placer para quienes trabajamos en la institución, para quienes  seguimos  el  ejemplo de  nuestro Comandante Supremo, Hugo Chávez.

7.870 Cédulas del Vivir Bien ha entregado Banco Bicentenario a las Madres del Barrio

Banner-MadresdelBarrio

Dando fiel cumplimiento a la inclusión social que impulsa  el Gobierno Nacional, Banco Bicentenario realizó con total éxito, la jornada especial de entrega de Cédulas del Vivir Bien a las Madres del Barrio, en la que se entregaron 4.804 tarjetas, lo que suma un total de 7.870 Cédulas otorgadas de manera satisfactoria.

El operativo se llevó a cabo el pasado sábado 25 de mayo desde las 9:00 am, en 146 de sus 532 agencias ubicadas a lo largo y ancho del territorio nacional, con la finalidad de adjudicar a las madres del barrio el instrumento financiero que les permitirá acceder a bienes y servicios de calidad, incluyéndolas de manera positiva al sistema bancario nacional.

La Cédula del Vivir Bien es una tarjeta de crédito que cuenta con un límite de Bs. 12.000, con una tasa de interés del 15% y un plazo de financiamiento de 36 meses, con la cual podrán realizarse trámites de Cadivi y solicitar extra financiamiento sin afectar su límite de crédito.

Nuestras madres venezolanas podrán realizar sus compras en las empresas del Estado como la red de Abastos Bicentenario, Mercal, Pdval, Areperas Socialistas, Farmapatria, Café Venezuela, hoteles y agencias Venetur, Aeropostal, Conviasa y Conferry.

De igual manera, podrán realizar sus pagos de servicios públicos en Corpoelec, Pdvsa Gas, Cantv, Movilnet, Seniat, Saren, Seguros Horizontes, La Previsora y el Plan Internet Equipado. Asimismo, tendrán acceso a nuestra Banca en Línea, a través de www.bicentenariobu.com, para consultar saldos y movimientos, además de domiciliar pagos a sus cuentas.

Es importante resaltar que con solo presentar su cédula de identidad laminada, las Madres del Barrio podrán acudir de lunes a viernes, de 8:00 am a 4:00 pm, a la agencia donde abrieron su cuenta para retirar su Cédula del Vivir Bien.

¡La patria está en marcha hacia la igualdad y el vivir bien en socialismo!

Banco Bicentenario

¡En Marcha!

La familia: núcleo de la vida

GMVV-en-Zulia

La familia es el elemento fundamental de una sociedad, es y fue la causante de que la civilización esté conformada tal cual y como la conocemos, pues es la principal responsable de transmitir todos los valores que hacen posible su funcionamiento.

Las sociedades deben su existencia a todo lo que en la familia ocurre, desde su conformación, hasta lo que en ella se aprende o no, por ello, la Asamblea Nacional de la Organización de las Naciones Unidas definió el 15 de mayo como el Día Internacional de la Familia, para resaltar de esta forma su importancia y  buscar nuevas formas para ayudar el núcleo de la humanidad.

Las familias pueden estar compuestas a través de dos formas, consanguinidad y afinidad, la primera explica la familiaridad entre personas por medio de vínculos sanguíneos, y la segunda se consigue a través de un vínculo legal, por ejemplo, la adopción.

En el siglo XXI la familia tradicional, conformada por padre, madre e hijos, ya no es la que monopoliza a gran parte de la sociedad, sino que se ha transformado hasta obtener otras combinaciones, entre las que están, la familia monoparental y la familia homoparental.

En Venezuela, en la Constitución de 1999, el Gobierno Bolivariano distingue la nueva unidad familiar, expresada coloquialmente como concubinato, pues se entiende que en esta unión existen deberes y derechos con la pareja, y por tanto, produce el mismo efecto que el matrimonio.

Al ser parte de una familia, independientemente de cómo esté constituida, las personas gozan de muchas ventajas que les facilita la vida en sociedad, entre ellas tenemos: el sentido de pertenencia, generosidad, justicia, responsabilidad, identidad y autoestima.

Sin embargo, los problemas familiares existen en todos los continentes, y  en la mayor parte del mundo, está demarcado por problemas de tipo económico, emocional y comunicacional.

El problema económico afecta a la familia cuando los padres necesitan ausentarse más del tiempo necesario para criar a sus hijos, lo cual genera a su vez descuido en ellos y problemas de comunicación entre todos; aunque no es necesario en ese orden, pues los problemas comunicacionales pueden surgir sin necesidad de existir alguna crisis económica.

La unión de una familia solo es posible a través del amor, y por ello, la solución de todos sus problemas está encaminada por la paciencia y el diálogo mutuo, lo que permitirá a corto o a largo plazo, la solución de sus problemas.

Para Banco Bicentenario la felicidad y estabilidad de la familia venezolana es fundamental, por eso diseña sus productos inspirado en el disfrute del Buen Vivir en familia, porque como decía Rubén Blades en su canción: “Familia es familia y cariño es cariño”.