Investigación venezolana sobre el manejo del dolor recibe importante reconocimiento

El reconocimiento fue entregado al doctor Víctor Tortorici, investigador del Centro de Biofísica y Bioquímica del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC);  en el XIV Congreso Mundial del Dolor, celebrado recientemente en la ciudad de Milán, Italia, y que contó con la participación de más de 7.500 expertos en el área del dolor y la analgesia.

Temas como la educación médica, definición de políticas públicas para la atención adecuada a un paciente con dolor, publicaciones especializadas y organización de consensos acerca del tema, fueron los argumentos esgrimidos por la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP), por sus siglas en inglés, para otorgar el premio a la Excelencia Académica en la Investigación y Manejo del Dolor en Países en Desarrollo, al científico venezolano.

Entendiendo el dolor como una experiencia sensorial y emocional compleja, percibida únicamente por los organismos vivos dotados de un sistema nervioso capaz de interpretar dicha señal de alarma para atacarlo a tiempo, haciendo del consumo de medicamentos la vía más común; se ha determinado que el dolor tiende a ser un indicador de que algo no está bien, pues suele manifestarse en compañía de otros síntomas: malestar general, inflación, pérdida de capacidad motora, entre otros.

Tortorici es el es jefe del Laboratorio de Fisiopatología del Sistema Nervioso, adscrito al Centro de Biofísica y Bioquímica del IVIC, donde se estudian los mecanismos involucrados en la aparición del dolor neuropático de origen oncológico, a fin de encontrar nuevas alternativas terapéuticas para los pacientes con cáncer. La investigación, que comenzó hace tres años, se encuentra en fase experimental, y busca diseñar drogas que actúen únicamente en la zona afectada por el tumor sin afectar al resto del organismo.

Además, es miembro fundador de la Asociación Venezolana para el Estudio del Dolor (AVED), asociación civil sin fines de lucro fundada en el año 1994 y conformada por más de 1.400 especialistas.  Ésta, vendría a ser el Capítulo Venezolano de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor, integrada por más de 130 países. Actualmente, también se desempeña como director del Centro Latinoamericano de Ciencias Biológicas (CLAB), adscrito a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y ubicado en el IVIC.

Información cortesía del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Innovación