Paramaconi, el pequeño caimán

fotos mabela 002

 

Un hombre hizo entender a los españoles entre la década de 1560 y 1570, que un caimán pequeño también es peligroso. 

Paramaconi, que significa caimán pequeño en la lengua autóctona, fue un cacique de la zona centro-norte-costera de nuestro país. Un hombre sosegado y de largas conversaciones, no dudó buscar a su hermano Guaicaipuro para unir filas en contra de los ejércitos invasores españoles.     

Ambos presentaron dura oposición a las tropas europeas invasoras. Su origen cumanagoto lo ubica en la recia raza caribe. 

En 1561 sorpresivamente, y luego de hacer un estudio de lo que ocurría en sus tierras, Guaicaipuro atacó las minas de la región de Los Teques, en donde murieron todos los españoles, incluyendo los hijos de Rodríguez Suárez. 

A la par el 7 de marzo, Paramaconi arrasó con sus guerreros la Villa de San Francisco, levantada por Rodríguez, en el mismo lugar donde Losada fundará a Caracas, seis años más tarde. 

Cuenta la historia que cuando Paramaconi ya tenía ganada la batalla, ocurrió que una estampida de ganado destrozó a sus bravos toromainas, y se vio obligado a retirarse. 

Paramaconi atacó más tarde, unido a la coalición de caciques, el sitio del Collado, hoy Caraballeda, en donde vencieron a Fajardo y éste se retiró a Margarita con sus hombres. 

En 1567, llegó Diego de Losada con el doble de la fuerza militar española, y realizó a la fuerza la fundación de Caracas. En 1568 se planea el ataque a Caracas por parte de la coalición de caciques, convocada por el gran jefe Guaicaipuro, pero la operación no tuvo éxito. 

A comienzos de 1570, Garci González decidió exterminar al enemigo y lo atacó de noche en su caney. Paramaconi en la lucha fue herido y González le mando a curar las heridas, este gesto hizo que Paramaconi se sentara a dialogar con los españoles y acordar la paz entre los pueblos.

Hugo Chávez: el eterno arañero de Sabaneta

hugo_chavez_original

Hoy se cumple un año de la lamentable partida del Comandante Hugo Chávez, líder de la Revolución Bolivariana. En vida nos mostró su faceta como militar, político, estratega y filósofo siempre desde la óptica de dedicarse con amor al que menos tiene, al excluido.   

Al cumplirse el primer aniversario de su siembra muchas expresiones de amor se hacen sentir hacia su persona, tal vez una muy significativa es la de su hermano mayor, Adán Chávez, quien recordó en una entrevista para Venezolana de Televisión, algunos de los mejores momentos que vivió junto al Arañero de Sabaneta.

“Con una bandeja o una cesta llena de arañas (dulce de lechosa), Hugo el niño iba por las calles del pueblo (Sabaneta, estado Barinas) vendiendo los dulces que hacía la abuela Rosa Inés. No eran sólo las arañas, también la abuela hacía las llamadas tabletas, que son unas conservas de coco, pero el que más gustaba era ese dulce de lechosa”, rememoró Adán Chávez.

El dulce de lechosa era uno de los que más le gustaba a Hugo Chávez. Por eso, la abuela Rosa Inés se dedicaba mucho a este dulce, contó Adán, y agregó que Hugo el niño no sólo utilizaba bandejas o cestas para vender el dulce, sino que también se iba a la escuela con un frasco de vidrio lleno de “arañas” para vender.

“En la escuela permitían que él vendiera el dulce en el receso y muchos niños le compraban”, rememoró.

De su niñez, Adán también recordó la hermandad que caracterizaba su relación con Hugo, a quien además desde niño siempre le gustó dibujar. “Él desde niño siempre tuvo habilidad para dibujar cualquier cosa, caso contrario a mí; y cuando nos mandaban tareas y había que hacer alguna composición, él me la hacía, trataba de enseñarme, pero nunca aprendí a dibujar bien”, comentó.

“Él era muy colaborador, nosotros tuvimos una gran compenetración desde niños, siempre compartimos muchas cosas, nunca tuvimos peleas, que a veces son comunes en esa época de la niñez y adolescencia”, expresó.

El hermano mayor del Comandante Eterno también recordó cuando se tuvo que separar de su hermano para irse a estudiar en la Universidad de Los Andes (ULA), en Mérida, debido a que para esa época no había universidades en el estado Barinas.

“El recuerdo más fuerte es cuando me tuve que ir a estudiar a Mérida porque a los dos nos pegó bastante, fue motivo de tristeza el tener que separarnos”, añadió.

Los venezolanos recuerdan de esta forma a quien, aún siendo Presidente, siempre tuvo un minuto para atender con cariño y disposición y para tender una mano al pueblo cuando le necesitaba.

Conmemoración del primer aniversario de la siembra del Comandante Supremo Hugo Chávez

_mg_8495ft1394052512

Con un concurrido desfile militar y las palabras del presidente venezolano,  Nicolás Maduro, se conmemoró el  miércoles 5 de marzo  el primer aniversario de la siembra del Comandante Supremo, Hugo Chávez.

Las actividades se realizaron en Caracas. En  las calles y en  los escenarios de las distintas ceremonias podían apreciarse los rostros de venezolanos conmovidos por  el recuerdo del líder de la Revolución Bolivariana.

“A un año de la partida de nuestro Comandante en Jefe, aquí está la Revolución Bolivariana. Aquí estamos, más unidos que nunca”, señaló Maduro durante la ceremonia que incluyó una salva de cañón que recordó el momento exacto de la muerte de Chávez, a las 16:25 hora local.

En el Cuartel de La Montaña,  museo militar donde reposan los restos del comandante eterno,  se interpretó música tradicional y se entonó el Himno Nacional en presencia del primer mandatario, Nicolás Maduro,  la primera dama, Cilia Flores, y los presidentes de Bolivia, Evo Morales;  Nicaragua, Daniel Ortega y Surinam, Dési Bouterse, quienes estuvieron presentes en la celebración, como  invitados especiales.

Ya son 4 años construyendo Patria

Imagen

Con el fin de consolidar la socialización bancaria, el 16 de diciembre de 2009, el Comandante Supremo, Hugo Chávez Frías, anunció mediante su alocución dominical Aló Presidente N° 345 transmitida desde el estado Aragua, la creación del Banco Bicentenario, como el resultado de la fusión de los bancos privados que fueron intervenidos por casos de estafa y corrupción.

La institución financiera se constituye bajo la figura de un banco universal establecido en la Gaceta Oficial N° 39.329, de fecha 16 de Diciembre de 2009, según resolución N° 682.09, con el fin de realizar operaciones financieras que brinden oportunidades de crecimientos a los venezolanos y venezolanas anteriormente excluidos por la banca tradicional que sigue líneas claras del modelo capitalista.

“Vamos a crear otro banco grande, de los llamados bancos universales, que va a ser el resultado de la fusión de un grupo de componentes (…) Banco Confederado, Central Banco Universal y Banco Real, más Banfoandes como base estructural van a conformar un nuevo banco que se va a llamar Banco Bicentenario, en honor al bicentenario de la Independencia” indicó Chávez.

Actualmente, Banco Bicentenario brindando productos y servicios de calidad a sus clientes, usuarios y usuarias, herramientas que han sido desarrolladas con el firme propósito de incentivar al ahorro y defender los intereses del pueblo, garantizando su vivir bien.

Ya son cuatro años haciendo Patria; más de 9 mil trabajadores al servicio de millones de hombres y mujeres que confían no solo en esta entidad, sino en el Gobierno Bolivariano.

Hoy de la mano del ministro de Estado para la Banca Pública, Rodolfo Marco Torres y  del presidente de la República Nicolás Maduro Moros, se sigue  profundizando la socialización del sistema bancario público nacional con el fin de otorgar la mayor suma de felicidad al pueblo venezolano.

Celebremos con entusiasmo  nuestro IV aniversario.

¡Felicidades!

La segunda rebelión contra el puntofijismo vino por el aire

Banner-27de-febrero-blog

El 27 de noviembre de 1992 se evidenció la unión cívico militar en contra del legado puntofijista representado por el Gobierno de Carlos Andrés Pérez, dando paso a las transformaciones políticas y sociales que trajo consigo la Revolución Bolivariana.

Militantes de organizaciones revolucionarias y altos oficiales de la Fuerza Armada Nacional (FAN) hicieron frente a los estragos causados por las políticas neoliberales de flexibilización económica implantadas por la administración adeca.

Caracas, fue el lugar donde se generó la rebelión que más tarde se extendió hacia los estados Miranda, Aragua y Carabobo. Entre sus protagonistas destacan nombres como los de los contralmirantes Hernán Gruber Odremán, Luis Enrique Cabrera Aguirre, Francisco Visconti Osorio y los partidos políticos Bandera Roja y Tercer Camino.

Ese viernes las águilas libre, como llamó el presidente Hugo Chávez, a estos hombres de la Fuerza Aérea Venezolana, hirieron de muerte a la Cuarta República y sellaron su destino ya maltrecho por las dos rebeliones anteriores: la del pueblo, el 27 de febrero de 1989 y la del 4 de febrero de 1992.

A las 5 de la mañana de ese día, despegaron cuatro aviones Bronco, Tres Mirages, dos T2D y varios Tucán T-27, desde Maracay hacia distintos destinos del país.

En Caracas, los pilotos de aquellas naves supersónicas hicieron que el cielo rugiera con cantos esperanzadores. No solo rompieron una y otra vez la barrera del sonido, sino que anunciaron –con la fuerza de sus motores y de su artillería-, que la patria continuaba de parto revolucionario.

Por ellos, este día es también el de la Aviación Militar Bolivariana, según decreto Nº 7.102 de la Gaceta Oficial Nº 39.332 de fecha 21 de diciembre del 2009, firmado por el entonces Presidente, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Hugo Chávez Frías.

De esta forma -según reza el mandato legal-, se reconoce el heroico acontecimiento que dio origen a una nueva etapa de nuestra Fuerza Aérea como institución defensora y protectora de justicia social, libertad y soberanía de la nación, legados por Simón Bolívar y se rinde tributo a los venezolanos civiles y militares que –en ese día de 1992- ofrendaron su vida para el logro de los más altos ideales de la República.

En el año 2006 el Comandante Eterno Hugo Chávez Frías, quien fue  líder de la primera insurrección contra el gobierno de Pérez el 4 de febrero de 1992, ubicó los sucesos de noviembre dentro de la trilogía de acontecimientos que iniciaron el 27 de febrero de 1989 y “que partieron en dos la historia de Venezuela”.

” (…) Siguiendo el heroico ejemplo que nuestro Pueblo diera el 27 de febrero de 1989, comenzamos a derrumbar los falsos templos que la injusticia y la corrupción habían erigido en el suelo sagrado de nuestra Patria”, escribió el presidente Chávez en sus líneas dominicales correspondientes al 28 de noviembre de 2010.