¿Cómo funcionan tu Tarjeta de Débito y de Crédito?

tarjeta

Seguramente cada vez que ves uno de nuestros cajeros automáticos te preguntarás cómo funcionan con tu tarjeta, y qué tan seguro es utilizarlos.

Muchos imaginamos que detrás de la pantalla del cajero debe haber un trabajador de Banco Bicentenario sentado por horas contando dinero, pero el diseño de nuestros nuevos cajeros inteligentes nos quitan esa ilusión, pues queda al descubierto que se trata de una máquina muy segura.

Cuando introducimos una tarjeta bancaria en un cajero automático o ATM, una cabeza electromagnética revisa la banda oscura del reverso de nuestra tarjeta. Dicha cinta es similar a la que se emplea en las viejas grabadoras y los tickets del Metro de Caracas, y tiene tres pistas en las que hay hasta 226 letras o números, cada pista tiene información vital de nuestra cuenta.

Si marcamos correctamente en el teclado el número de identificación, la computadora del cajero, que está conectada a la del banco, revisa si no se ha excedido el límite de crédito, que la cuenta no esté sobregirada y que la tarjeta no esté reportada como perdida o robada.

Esta operación tarda segundos y cuando todo está en orden, el despachador resta la cantidad solicitada al saldo inicial e inserta el saldo nuevo antes de darte el dinero.

Evolución tecnológica

Las tarjetas de Banco Bicentenario tienen un chip, cumpliendo con la normativa nacional y las regulaciones que establece la Superintendencia de Actividades Bancarias.

Por orden de SUDEBAN deben llevar el nombre del titular, un número único y la fecha de expiración, además de otros datos claves para poder identificar tarjetas falsas.

Este sistema es similar para las tarjetas de crédito que puedes obtener en la Banca Pública.

Cuando pasamos la tarjeta por un Punto de Venta estamos utilizando una tecnología muy útil para todos que se llama transferencia electrónica de fondos en punto de venta. En algunos lugares empezó a utilizarse en 1988.

Antes de que existiera la transferencia electrónica, los datos de la tarjeta de crédito ó débito tenían que verificarse por teléfono cuando las compras excedían de cierta cantidad.

La transferencia electrónica reduce la posibilidad de fraudes y robos, ya que en cuanto se reporta la pérdida ó uso indebido de una de éstas la computadora cancela toda transacción posterior y reporta al Banco.

Sumado a esto el chip dificulta aún más el fraude. Las tarjetas inteligentes de Banco Bicentenario contienen diminutos cerebros electrónicos. Estos mecanismos fueron inventadas en 1974 por el francés Roland Moreno.

A la vista parecen un laberinto de silicio, del grueso de una oblea. Pero el chip lleva adentro una magnitud importante de datos y transacciones.

Durante una operación, el vendedor coloca la tarjeta en una terminal y el chip realiza la verificación; no necesita consultar la computadora del banco, él ya tiene todo lo necesario para autorizar el uso de la tarjeta. El banco y los puntos de venta tienen todos los datos de las tarjetas reportadas como perdidas o robadas, por lo que si se coloca una de ellas, la transacción se cancela automáticamente y la tarjeta se anula para que no se use más nunca.

Todos los días cientos de trabajadores de la Banca Pública comprometidos con tu seguridad realizan operaciones y desarrollos para que tengas en tus manos la herramienta más confiable y segura del país, y nos sentimos orgullosos cada vez que vemos a un pensionado o pensionada, Madre del Barrio, obrero, ó trabajadora haciendo uso de ella.

Tu tarjeta de crédito es más que un plástico

tarj

Las tarjetas de crédito son el instrumento mediante el cual las personas realizan consumos que cancelarán a posteriori, se le llama también crédito rotativo; ya que el plazo para pagar  es hasta 36 meses, según la entidad bancaria, promociones, etc.

Como todo instrumento financiero, hacer uso consciente de el, permitirá que el expediente crediticio del individuo esté impecable o no. Para muchos el tener una tarjeta implica una nueva oportunidad en su condición de vida, ya que le da acceso a nuevos espacios en la banca.

Un expediente crediticio es la cara de presentación que tienen las personas ante las entidades bancarias, requisito fundamental para solicitar cualquier financiamiento.

Es por ello que hacer uso razonable del mismo permitirá que muchas puertas se abran al momento de realizar cualquier solicitud en materia financiera.

Cómo utilizar tu tarjeta de crédito:

  1. Al momento de realizar una compra, precisa si es importante o no lo que vas a adquirir.
  2. Verifica tus consumos en la página web de la entidad bancaria a la cual pertenece tu tarjeta de crédito.
  3. Chequea la fecha de corte de tu tarjeta de crédito.
  4. Realiza el pago correspondiente al mínimo a cancelar o según tus posibilidades un monto mayor al estimado.

Estos sencillos  pasos te harán ser un tarjetahabiente responsable.

Con la nueva Cédula del Vivir Bien de Banco Bicentenario alcanza lo que siempre has soñado

cedula-vivir-bien

Banco Bicentenario pensando en ofrecerte las mejores condiciones de financiamiento ahora te presenta la renovada tarjeta de crédito Cédula del Vivir Bien Bicentenario, la mejor opción  para financiar tus compras en cualquier empresa del Estado que ofrezca bienes y servicios para el digno vivir del pueblo venezolano.

Se trata de una tarjeta de crédito con límites de 12.000 a 32.000 Bs. (según su capacidad de pago), una tasa de interés de tan sólo el 15%, y un plazo de financiamiento de 36 meses; con la cual podrás realizar tus trámites Cadivi y optar por extrafinanciamientos sin afectar el límite de crédito.

Con este nuevo producto nuestros clientes cuenta nómina y pensionados del IVSS, tendrán la oportunidad de domiciliar los pagos a sus cuentas y de consultar saldos y movimientos a través de nuestra Banca en  Línea http://www.bicentenariobu.com.

La Cédula del Vivir Bien Bicentenario te permitirá financiar  tus compras en la red de Abastos Bicentenario, MERCAL, PDVAL, Areperas Socialistas y FARMAPATRIA; además de disfrutar unas merecidas vacaciones de la mano de hoteles y agencias comerciales VENETUR, Aeropostal, CONVIASA y CONFERRY. También podrás pagar impuestos y  servicios del SENIAT, SAREN, pago de seguros Horizonte y la Previsora, plan internet equipado CANTV, CORPOELEC, PDVSA Gas y Movilnet.

Para solicitar la Cédula del Vivir Bien Bicentenario solo debes dirigirte a cualquiera de nuestras oficinas a escala nacional y consignar en tu agencia de preferencia estos requisitos: Copia de la Cédula de Identidad y constancia de trabajo,  recuerda que debes tener tu cuenta nómina en Banco Bicentenario, y en un lapso de 10 días hábiles puedes  dirigirte a la agencia donde realizaste la solicitud y retirar tu Cédula del Vivir Bien.

Si deseas agilizar el trámite puedes descargar la Planilla de Solicitud y el Contrato de Oferta Pública. Es muy fácil.

Recuerda que si eres pensionado del  IVSS puedes solicitar tu tarjeta en cualquier agencia, y si ya posees la Cédula del Vivir Bien Bicentenario, debes dirigirte a la oficina donde te fue entregada por primera vez,  para que sea cambiada por la nueva tarjeta de crédito.

No esperes más, retira tu Cédula del Vivir Bien Bicentenario y disfruta de todos los beneficios que Banco Bicentenario tiene para ti.

Para más información comunícate con nosotros a través del 0500-Marcha-1 (0500-627.24.21).

“Esta Cédula del Vivir Bien debe servir para ser usada responsablemente y con mucha conciencia… Para satisfacer las necesidades del pueblo.”

Presidente Constitucional  Nicolás Maduro Moros

Fuente:Banco Bicentenario. ¡En Marcha!