El tricolor nacional conquistó el espacio con el Satélite Simón Bolívar

Replica_miniatura_del_satélite_Simón_Bolívar.expand

El 29 de octubre del año 2008 los venezolanos dimos un inmenso paso hacia el espacio y a nuestra soberanía en telecomunicaciones con el lanzamiento del Satélite Venesat-1, mejor conocido por su glorioso nombre, “Satélite Simón Bolívar”.

A cinco años de este importante hecho recordemos todos los pormenores y las ventajas de las cuales disfruta nuestro país desde que este satélite se ubicó en el espacio.

Previo a la construcción del satélite, el 14 de marzo de 2006, los gobiernos de Venezuela y Uruguay firmaron el convenio para el uso de la órbita y la Posición Orbital 78° O.

En noviembre de 2005, la República Bolivariana de Venezuela y la República Popular de China firmaron el contrato para la construcción del Satélite Simón Bolívar.

Los acuerdos de este contrato abarcan la transferencia tecnológica y el soporte técnico por 15 años y 2 años de garantía.

images

La construcción

Hacia finales del mes de agosto del año 2006, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, en un contacto vía telefónica desde Beijing, China, anunciaba el comienzo de la construcción del primer satélite de comunicaciones con propiedad del Estado Venezolano, en un convenio estratégico con la República Popular de China.

El presidente Chávez señalaba en aquella época, que el procedimiento no consistía únicamente en la construcción de un satélite, sino en el desarrollo de todo un programa que contemplaba la capacitación de personal venezolano para el manejo de la tecnología. Así nacía el Programa VENESAT-1, cuyo objetivo estratégico está dirigido a cubrir las necesidades nacionales de información y comunicación de los organismos gubernamentales, centros productivos, organizaciones sociales y comunidades, mediante el desarrollo de una red satelital con fines sociales, apuntando hacia la soberanía e independencia tecnológica

Como un paso enorme en la búsqueda de la independencia tecnológica calificó el presidente de la República, Hugo Chávez Frías, el inicio de la construcción del primer satélite venezolano. 

Etapas

Este proceso tiene tres fases o etapas, la primera del 2003 al 2008 que incluyó la formación del personal, planificación, construcción y lanzamiento del satélite; la segunda del 2008 al 2013 que tiene que ver con la operatividad, conectividad, ajustes e industrialización; y la tercera que involucra la operatividad y ampliación de servicio y va desde el 2013 hasta el 2018.

La construcción del Satélite Venesat-1 requirió la formación de talento humano en tecnología espacial, como parte del convenio suscrito con la República Popular China.t_abn_29_10_2008_ao_satelite_lanza_luepa_bolivar_02_181

Se incorporaron 90 profesionales y técnicos venezolanos distribuidos de la siguiente manera: 30 profesionales universitarios que alcanzaron el doctorado en diversas áreas espaciales vinculadas a la fabricación de plataformas satelitales y 60 profesionales y técnicos en control de órbita y manejo de tráfico.

La formación incluía el entrenamiento práctico para el manejo y uso adecuado de dos Estaciones Terrenas de Control, encargadas del funcionamiento del satélite.

La Estación Terrena de Control Principal está ubicada actualmente en la Base Aérea “Capitán Manuel Ríos” en El Sombrero, estado Guárico y la Estación de Respaldo en el Fuerte Manikuyá, Luepa, estado Bolívar.

A parte se capacitó al personal para el uso de un Telepuerto, que es el responsable de las capacidades de transporte del Satélite, de la retransmisión de los servicios de telecomunicaciones, y está ubicado en Bamari, El Sombrero, estado Guárico.

El acuerdo incluyó la incorporación de personal venezolano en toda la fase de fabricación del satélite, lanzamiento, desplazamiento a posición orbital final y en la posterior fase de operación, tanto en mantenimiento en órbita como en manejo de los servicios de telecomunicaciones.

Esta información fue ofrecida en el Aló Presidente número 317 del 18 de agosto de 2008.

 El tricolor en el espacio

Con toda normalidad y de manera exitosa se puso en órbita un miércoles 29 de octubre del año 2008, el satélite Simón Bolívar, Venesat-1. A las 12: 24 del mediodía, hora venezolana, desde Xichang, República Popular China.

Mediante imágenes reales de los datos que emitía el cohete se pudo apreciar, por medio de las pantallas de la televisión venezolana y continental, la trayectoria del precursor venezolano en el espacio. La operación fue transmitida en todo el territorio nacional en labor conjunta con el Sistema Nacional de Medios Públicos.

Con esta operación, Venezuela, ya con satélite propio, logró alcanzar su independencia tecnológica y se colocó a la vanguardia de las telecomunicaciones.

En Venezuela, el presidente boliviano, Evo Morales Ayma, acompañó, como invitado especial, al mandatario venezolano, Hugo Chávez Frías, en el acto central por el lanzamiento del satélite, supervisado desde Luepa, en el estado Bolívar.

El presidente Chávez Frías, señaló ese día que el lanzamiento del satélite constituía “un paso más hacia la independencia de los pueblos, independencia científica, tecnológica, cultural, el proyecto del Libertador Simón Bolívar”.

Cinco años después

A cinco años se puede constatar el uso pacífico del espacio y el incremento de los niveles de conciencia sobre la importancia de la apropiación tecnológica y el desarrollo autónomo de las investigaciones en materia aeroespacial, que es justamente el objetivo principal del Proyecto Satelital Simón Bolívar.

El Satélite Simón Bolívar es una valiosa herramienta para hacer de los sistemas de comunicación, factores determinantes para el bienestar social y está contribuyendo de manera significativa a la democratización del uso y acceso a las Tecnologías de Información y Comunicación, así como en materia de Teleeducación, Telemedicina y Telecomunicaciones.

El Satélite Simón Bolívar es una plataforma que está integrada a la Red Nacional de Telecomunicaciones Terrestres de la CANTV, y en ese sentido, soporta una cantidad de servicios que coadyuvan con el desarrollo de otros programas en el sector económico, social, salud, cultural y más allá de las fronteras. Los venezolanos y venezolanas contamos con una herramienta tecnológica que permite muchos beneficios.

Teleeducación: Educación hasta las regiones más remotas a través del uso de la tecnología para enviar paquetes digitales de programas educativos.

satelite-11Telemedicina: El envío y recepción de e radiografías, ultrasonidos, resonancias magnéticas, mamografías, de personas que se encuentran muy lejanas de los centros primarios de atención en salud. Para garantizar el tratamiento de la población de forma inmediata.

Telecomunicaciones: Mejoras en los servicios de telefonía, fax e Internet en las poblaciones lejanas y desasistidas.

Mayor cobertura de la movilización de tráfico de telecomunicaciones digitales.

El uso pacífico de los medios de transmisión para el servicio de comunicación social transparente que necesitan los pueblos.

Mejor conexión a Internet en los Infocentros, centros parroquiales de comunicación y Cebit.

Mejor y más óptima transmisión de información y comunicación de los organismos públicos gubernamentales, centros productivos, organizaciones sociales y comunidades.

 Disminución de las tarifas de los servicios de telecomunicaciones

Con el satélite se pudo implantar el Sistema de Información Nacional Público de Salud para la Inclusión Social, SINAPSIS, en 17 localidades remotas del Delta del Orinoco, Amazonas y Bolívar.

El uso del servicio de conexión satelital de internet, ABA satelital, que administra CANTV, beneficia en la actualidad a más de 2.333 localidades en el país.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana, gracias al Satélite Simón Bolívar cuenta desde el 2008 con nuevos radares interconectados, Bases de Protección Fronteriza y Unidades Tácticas de Defensa.

En el sector de educación se conectan más de 470 mil usuarios y usuarias a través de CBIT, Infocentros, Escuelas, CGP, Misión Sucre y bibliotecas, y al menos 828 escuelas conectan al Proyecto Canaima con Internet gracias al satélite.

Pero sus beneficios van mucho más allá, en materia política nos permite tener el control pleno y soberano de una plataforma satelital sin interceptaciones de nuestros contenidos informativos. Lo que garantiza la utilización soberana del espectro electromagnético y las órbitas terrestres.

Nuestro Satélite Simón Bolívar también presta servicios de telecomunicaciones que permiten la conectividad a otros países latinoamericanos. Y potencian las acciones integracionistas dentro de este mundo multipolar y especialmente con la mirada puesta hacia el sur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s