Curiosidades del cine venezolano

bannerHoy es el Día Nacional del Cine, y en esta fecha recordamos a todos aquellos hombres y mujeres que han sido parte de un recorrido histórico protagonizado por el film, las cámaras y las claquetas, aderezado con el sabor criollo.

Justamente la historia del cine venezolano tiene como ejemplo a una mujer, Margot Benacerraf con su película Araya, traducida como un poema a las raíces y el suelo patrio.

Revisemos juntos algunos hitos de la historia del cine venezolano que te permitirán tener algo que decir en una conversación sobre el mismo y a la vez despertar esa curiosidad por una historia que alcanza los 117 años.

El 28 de enero de 1897 se realiza la primera función de cine en Maracaibo con un  Vitascopio Edison, que fue adquirido por Luis Manuel Méndez en la ciudad de Nueva York.

Las primeras películas realizadas en Venezuela fueron: Célebre especialista sacando muelas en el Gran Hotel Europa, y Muchachos bañándose en la laguna de Maracaibo, ambas estrenadas el 28 de enero de 1897 en el Teatro Baralt de Maracaibo.

Otros pioneros del cine como Ricardo Rouffet y Carlos Ruiz Chapellín realizan algunos cortometrajes en la ciudad de Caracas antes de 1900.

Sería en 1916 cuando Enrique Zimmerman realiza la primera película larga de ficción de la cual se tiene registro: La Dama de las Cayenas o pasión y muerte de Margarita Gutiérrez.

A Rómulo Gallegos y su obra se le lleva al cine con La Trepadora, en 1924.

Juan Vicente Gómez era cinéfilo, y decide instalar hacia finales de los años 20 los Laboratorios Nacionales del Ministerio de Obras Públicas en la ciudad de Maracay.

El sonido llegó al cine criollo en 1938 con el estreno del cortometraje Taboga.

A finales de la década de los treinta, Rómulo Gallegos crea los Estudios Ávila en la ciudad de Caracas.

Guillermo Villegas Blanco constituye formalmente la empresa Bolívar Films, aún en funcionamiento, y con ella se filma una obra maestra: La Balandra Isabel llegó esta tarde, de Carlos Hugo Christensen,  esta película llegó a ganar el premio a mejor fotografía en la cuarta edición del Festival Internacional de Cine de Cannes en el año 1951.

En el año 1959, la película documental Araya de Margot Benacerraf logra el Premio de la Crítica en el Festival de Cannes , el mayor reconocimiento obtenido por una película venezolana hasta el momento.

La primera película de ficción venezolana fue EFPEUM de Mauricio Odremán Nieto filmada en 1965.

En 1973, la película Cuando quiero llorar, no lloro de Mauricio Walerstein, basada en la novela homónima de Miguel Otero Silva, logra un éxito sin precedentes en taquilla.

A partir de 1974 comienza un movimiento en la gran pantalla criolla denominado el cine social o Nuevo Cine Venezolano, y cuyos máximos exponentes serían, además de Walerstein, Román Chalbaud, y Clemente de la Cerda con Soy un Delincuente.

Esta corriente se mantendría durante gran parte de los años ochenta, con películas como Macu, la mujer del policía de Solveig Hoogesteijn y Homicidio Culposo de César Bolívar.

En 1990 Se estrenan Disparen a Matar de Carlos Azpúrua, Río Negro de Atahualpa Lichy, y Jericó (1992) de Luis Alberto Lamata, con gran éxito de taquilla y crítica, llegando incluso a conseguir varios premios internacionales.

En 1994 se decreta la Ley de Cinematografía Nacional, en la cual se establece la creación del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía que sustituyó al previo Foncine. Sin embargo, el resto de la década se caracteriza por una escasa producción cinematográfica, siendo lo más resaltante las colaboraciones de Elia Schenider y José Ramón Novoa, con las películas Sicario (1995), Huelepega: Ley de la calle (1997) y Garimpeiros (1999).

En el año 2000 la cinta Manuela Sáenz, del realizador Diego Rísquez, logra un nuevo éxito de taquilla para el cine nacional.

La revolución en el cine venezolano comienza en el 2003, con el estreno de Yotama se va Volando, de Luis Armando Roche y el mexicano Rodolfo Espino, primera cinta venezolana realizada en cine digital que es estrenada en salas comerciales.

En el año 2004 se estrena Punto y raya de Elia Schneider con Roque Valero y Edgar Ramírez, una de las películas de mas éxito y reconocimiento internacional. La película obtiene 4 premiaciones en festivales internacionales.

En el año 2005 la cinta Secuestro Express, de Jonathan Jakubowicz, se convierte en la película nacional más vista por los venezolanos. Igualmente se considera un gran éxito su venta a la distribuidora Miramax para su comercialización en el mundo.

Con la Ley de Cinematografía Nacional firmada en el 2005, se logran grandes cambios en el área, sobre todo para el fomento de la inversión a nuevos guiones y talentos.

La cinta Elipsis de Eduardo Arias-Nath, producida en el año 2006, fue estrenada el 29 de septiembre y es la primera película venezolana producida y distribuida por la 20th Century Fox y su división latinoamericana. Durante ese año se estrenaron once películas venezolanas en el país, siendo la más taquillera la cinta Francisco de Miranda, de Diego Rísquez.

Producida en el año 2005, y estrenada el 15 de septiembre de 2007, sale la película Postales de Leningrado, de Mariana Rondón. Cinta que fue financiada por Ministerio de la Cultura, PDVSA y el canal TeleSUR. Hasta el momento una de las películas venezolanas más exitosas en el ámbito internacional, habiendo ganado el máximo galardón del Biarritz, dos premios en la 31º Mostra Internacional de Cinema de São Paulo, y una postulación a los premios Óscar de ese año, en la categoría “Mejor película extranjera”.

En el año 2007 se estrena la película Miranda regresa, producida por la fundación Villa del Cine, institución dependiente del Ministerio del Poder Popular para la Cultura.

En el año 2008, el cortometraje El Café de Lupe, de la directora Mariana Fuentes, se convierte en el corto venezolano con la mayor aceptación en festivales de cine, participando esta cinta en más de 30 festivales a nivel nacional e internacional. Este corto fue financiado en su totalidad por el CNAC.

En el año 2009, se estrenaron películas como Día Naranja (Alejandra Szeplaki), Libertador Morales (Efterpi Charalambidis), este año destaca nacional e internacionalmente Venezzia dirigida por Haik Gazarian. Se dice que es la película más costosa del cine venezolano (su presupuesto habría rebasado el millón de dólares), además de narrar una historia poco conocida: la del suministro petrolero venezolano durante los años de la Segunda Guerra Mundial, enmarcada en una historia de amor.

También se encuentra en 2009, Habana Eva protagonizada por Juan Carlos García, Prakriti Maduro y dirigida por Fina Torres se lleva el reconocimiento como “Mejor película internacional” en el Festival de Cine Latino de New York 2010.

En el 2011 la cinta El chico que miente de Marité Ugás captura la atención del público nacional, y también el de los seleccionadores del Festival de Berlín, convirtiéndose en la primera cinta venezolana en participar en tan ilustre competencia.

En 2012 El misterio de las lagunas. Fragmentos andinos de Atahualpa Lichy es el documental venezolano mas seleccionado en festivales extranjeros. (23 festivales, entre los cuales: Festival des Films du Monde, Montréal; Bafici, Argentina; Busan, Corea; Guadalajara, México; San Juan, Argentina, etc.)

El año 2013 sin duda quedó capturado por varias producciones de altura, La Casa del Fin de los Tiempos, abordando un género novedoso para los venezolanos, el primer largometraje de suspenso y terror venezolano. Su genio creador es una de las promesas del cine nacional, Alejandro Hidalgo.

Las otras cintas que se disfrutaron los laureles de las carteleras fueron ambas sobre la historia de Simón Bolívar, por un lado Libertador de Alberto Arvelo, un drama biográfico estrenado en el Festival de Cine de Toronto. Su música está realizada por Gustavo Dudamel, y fue protagonizada por Édgar Ramírez, Danny Huston, Gary Lewis, Iwan Rheon, Juana Acosta y María Valverde. Y por el otro lado Bolívar el hombre de las dificultades realizada por un equipo de más de 200 personas desplegado entre Argentina, España, Cuba, Antigua, Guadalupe, Estados Unidos y Venezuela. Contó con 3 mil extras y un elenco de grandes figuras como: Roque Valero como Bolívar. Dirigida por Luis Alberto Lamata.

El 2014 se presenta como un año de dura competencia en la taquilla nacional, con películas conmovedoras, diferentes, realizadas con esmero y deseos de demostrar que el cine criollo puede evidenciar lo mejor de un país y su gente.

En el arranque del año es Papita, Maní Tostón, una película basada en un amor al estilo de Romeo y Julieta pero vivida en el diamante del béisbol criollo, la cinta que acapara la atención de todos los venezolanos, llenando las salas a su máxima capacidad. La obra es del talentoso y también muy joven Luis Carlos Hueck.

Con ella hemos hecho un recorrido por algunos detalles de la bella historia de nuestro cine criollo, evidenciando la pasión y el talento que han dejado nuestros actores, técnicos y directores en sus realizaciones.

Anuncios

Un comentario en “Curiosidades del cine venezolano

  1. hola dios la bendiga soy afectada de compras programada y estoy en venezuela productiva desde hace un rato largo y nada de respuesta por ninguna lado………por favor necesito un carrito ya q fue estafada por la necesidad de tener un carro .. dios bendiga al que lea esto y le de su ayudita

    Date: Tue, 28 Jan 2014 14:34:08 +0000 To: isovaz@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s