Hugo Chávez: el eterno arañero de Sabaneta

hugo_chavez_original

Hoy se cumple un año de la lamentable partida del Comandante Hugo Chávez, líder de la Revolución Bolivariana. En vida nos mostró su faceta como militar, político, estratega y filósofo siempre desde la óptica de dedicarse con amor al que menos tiene, al excluido.   

Al cumplirse el primer aniversario de su siembra muchas expresiones de amor se hacen sentir hacia su persona, tal vez una muy significativa es la de su hermano mayor, Adán Chávez, quien recordó en una entrevista para Venezolana de Televisión, algunos de los mejores momentos que vivió junto al Arañero de Sabaneta.

“Con una bandeja o una cesta llena de arañas (dulce de lechosa), Hugo el niño iba por las calles del pueblo (Sabaneta, estado Barinas) vendiendo los dulces que hacía la abuela Rosa Inés. No eran sólo las arañas, también la abuela hacía las llamadas tabletas, que son unas conservas de coco, pero el que más gustaba era ese dulce de lechosa”, rememoró Adán Chávez.

El dulce de lechosa era uno de los que más le gustaba a Hugo Chávez. Por eso, la abuela Rosa Inés se dedicaba mucho a este dulce, contó Adán, y agregó que Hugo el niño no sólo utilizaba bandejas o cestas para vender el dulce, sino que también se iba a la escuela con un frasco de vidrio lleno de “arañas” para vender.

“En la escuela permitían que él vendiera el dulce en el receso y muchos niños le compraban”, rememoró.

De su niñez, Adán también recordó la hermandad que caracterizaba su relación con Hugo, a quien además desde niño siempre le gustó dibujar. “Él desde niño siempre tuvo habilidad para dibujar cualquier cosa, caso contrario a mí; y cuando nos mandaban tareas y había que hacer alguna composición, él me la hacía, trataba de enseñarme, pero nunca aprendí a dibujar bien”, comentó.

“Él era muy colaborador, nosotros tuvimos una gran compenetración desde niños, siempre compartimos muchas cosas, nunca tuvimos peleas, que a veces son comunes en esa época de la niñez y adolescencia”, expresó.

El hermano mayor del Comandante Eterno también recordó cuando se tuvo que separar de su hermano para irse a estudiar en la Universidad de Los Andes (ULA), en Mérida, debido a que para esa época no había universidades en el estado Barinas.

“El recuerdo más fuerte es cuando me tuve que ir a estudiar a Mérida porque a los dos nos pegó bastante, fue motivo de tristeza el tener que separarnos”, añadió.

Los venezolanos recuerdan de esta forma a quien, aún siendo Presidente, siempre tuvo un minuto para atender con cariño y disposición y para tender una mano al pueblo cuando le necesitaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s