ENALTECIENDO NUESTRO TRICOLOR PATRIO

banner--día-de-la-bandera-

La Bandera de Venezuela, proveedora de pasión y respeto patrio, inspiración para nuestros atletas en encuentros deportivos, orgullo ondeante en nuestras escuelas, tres colores que se han vuelto sinónimo de Vinotinto en el fútbol, es mucho más que la riqueza, los mares y la sangre derramada por nuestros libertadores para nosotros los venezolanos.

El Día de la Bandera Nacional de Venezuela, se conmemora el tercer día del mes de agosto desde el año 2006, luego de que el Líder de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez así lo decretara al reflexionar sobre el hecho de que fue un 03-08-1806 que el Generalísimo Francisco de Miranda trajo por primera vez nuestro tricolor a tierra patria (La Vela de Coro, estado Falcón) y no un 12 de marzo del mismo año cuando se izó en territorio haitiano.

Mucho más que una estrella

El 9 de marzo de 2006, el estandarte nacional adopta una nueva modificación por decreto presidencial, al incluir una octava estrella en su franja azul, en reivindicación al decreto de Simón Bolívar del 20 de noviembre de 1817, que incorpora a la Provincia de Guayana como región independiente.

Una leyenda popular  

Cuenta una leyenda popular de nuestra historia que el “Primer Venezolano Universal” Francisco de Miranda, en unos de sus viajes a Europa conoció y cautivó a la emperatriz rusa Catalina II “La Grande”. Luego de una amorosa relación y acercándose su separación por el retorno del Precursor caraqueño a las filas independentistas, la zarina europea se despidió del patriota y le dijo: “Francisco, cuando vuelvas a Rusia quizás ya no exista, esta será la última vez que nos veamos y quiero que te lleves mi retrato como recuerdo”. Miranda, que no le convenía ninguna atadura con mujer alguna, contestó rápidamente: “Te llevaré impresa en el corazón y ondearás libre sobre mi patria, el oro de tus cabellos, el zafiro de tus ojos y el rubí de tus labios”. Y de allí el amarillo, azul y rojo.

La Bandera Nacional de Venezuela es digna de análisis y de admiración por su riqueza histórica, “grande en gloria y rica en valor” como reza la letra de su propio himno, compuesto en 1889 con música de Francisco Araldi y letra de Gerónimo Zolessi para rendirle su merecido honor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s