La épica Batalla de Junín

batalla de junin banner

El 6 de agosto de 1824, el ejército del Libertador Simón Bolívar derrota en combate a las tropas españolas en la Batalla de Junín, una victoria decisiva para las aspiraciones independentistas. Este fue un duro golpe a la moral de los realistas y a sus pretensiones de mantener el yugo en los Andes peruanos. Las fuerzas guiadas por Bolívar se mantuvieron cohesionadas, mientras que los soldados rivales comandados por el General español José de Canterac, estaban dispersos entre el valle del Mantaro y Alto Perú, lo que propició una oportunidad para los patriotas de avanzar con sus 8.000 hombres de infantería, 1.000 de caballería y 6 piezas de infantería.

La Batalla de Junín, fue un combate cuerpo a cuerpo; eran los sables y bayonetas de los soldados españoles contra las lanzas y machetes de los llaneros, sin que se realizara un disparo. A pesar de su superioridad numérica, el ejército español emprendió una retirada, sorprendidos por la caballería de los patriotas que los perseguían por las llanuras de Junín. Luego de ser alcanzados por los patriotas, las tropas reales armaron una línea defensiva, que fue derribada y derrotada por los combatientes independentistas.

Unas palabras épicas de Bolívar

Dirigiéndose elocuentemente a sus tropas, el Padre de la Patria expresó lo siguiente:

“¡Soldados! Van a completar la obra más grande que el cielo ha encomendado a los hombres: la de salvar un mundo entero de la esclavitud.

¡Soldados! Los enemigos que van a destruir se jactan de catorce años de triunfos. Ellos, pues serán dignos de medir sus armas con las de ustedes que han brillado en mil combates. ¡Soldados! El Perú y la América toda aguardan de ustedes la paz, hija de la victoria, y aún la Europa liberal les contempla con encanto porque la libertad del Nuevo Mundo es la esperanza del Universo. ¿la burlaron? No. No. Ustedes son invencibles”.

Proclama de Bolívar ante el Pueblo Peruano

“La campaña que debe completar vuestra libertad ha empezado bajo los auspicios más favorables. El ejército del general Canterac ha recibido en Junín un golpe mortal, habiendo perdido, por consecuencia de este suceso, un tercio de sus fuerzas y toda su moral. Los españoles huyen despavoridos abandonando las más fértiles provincias, mientras el general Olañeta ocupa el Alto Perú”.

La Batalla de Junín es digna de exaltación por su importancia en la emancipación de nuestra patria. Seguramente, los españoles no contaban con los pueblos unidos de América, dispuestos a obtener su libertad por encima de cualquier dominio imperial, donde la única “madre patria” era la tierra que los vio nacer y crecer libres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s