Gloria para el Libertador de Venezuela

unnamed (3)

Nada podría ser más justo que enaltecer a los hombres y mujeres que lucharon por su patria, sin esperar algo a cambio, con la única esperanza de ver crecer libres a sus hijos en la tierra que los vio nacer. Nuestro Simón Bolívar es uno de esos líderes inmortalizados por su propio pueblo, premiados por la historia.

El 14 de octubre de 1813 el Padre de la Patria recibe el título de “Libertador de Venezuela”, de manos del gobernador caraqueño Cristóbal Mendoza, una merecida proclama luego de regresar triunfante de una cruzada militar denominada “Campaña Admirable”, que partió de Cúcuta, en Nueva Granada (actualmente Colombia), y finalizó en Caracas, para liberar  a los pueblos del occidente venezolano del yugo español.

La Iglesia de San Francisco (ubicada frente a la Asamblea Nacional en la Avenida Universidad, Caracas) fue el escenario donde Simón Bolívar obtuvo el glorioso título de “Libertador de Venezuela”, en compañía de una multitud que lo recibió con consignas de agradecimiento.

Bolívar, que también fue proclamado Capitán General de los Ejércitos de Venezuela, expresó orgulloso: “Me aclaman capitán de todos los imperios de la tierra. Libertador de Venezuela, título más glorioso y satisfactorio para mí, que el centro de todos los imperios del universo”.

El gobernador de la ciudad al otorgar a Bolívar el titulo de Libertador expreso: “Capitán General de los Ejércitos de Venezuela, vivo y efectivo, y con el sobrenombre de Libertador. Es un don que le consagra la patria a un hijo tan benemérito”.

En una carta del Libertador al General José Antonio Páez (6 de marzo de 1826) señala lo siguiente: “Yo no soy Napoleón ni quiero serlo; tampoco quiero imitar a César, aún menos a Iturbide. Tales ejemplos me parecen indignos de gloria. El título de Libertador es superior a todos los que ha recibido el orgullo humano. Por tanto es imposible degradarlo”.

Tiempo después, Bolívar renuncia en el Congreso de Cúcuta al título, y en un discurso memorable expresó: “Prefiero el título de ciudadano al de Libertador, porque este emana de la guerra, aquel emana de las leyes. Cambiadme, Señor, todos mis dictados por el de buen ciudadano.”

Nuestro Simón Bolívar, muestra de grandeza y de humildad, digno de perdurar en la historia como héroe suramericano y Libertador de Venezuela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s