¡LA CHINITA!, SU AMOR Y LA DEVOCIÓN DE SU PUEBLO ZULIANO

61ca1761-dce7-4c33-ab14-91a342d1d8f3

En el estado Zulia, la palabra “Chinita” lleva consigo mucha tradición y espiritualidad, no solo por ser la forma amorosa con la que los zulianos se refieren a su patrona (la Virgen de Chiquinquirá), sino que también es sinónimo de “guajirita”, una manera cariñosa de llamar a las mujeres indígenas de esa región del país, cuyos ojos son achinados.

Según los cuentos populares y la espiritualidad zuliana, la Virgen de Chiquinquirá llegó a Maracaibo en una ola soplada por la brisa hasta orillas del lago, donde una humilde lavandera del barrio El Saladillo, la consiguió en forma de tablita de madera fina, la cual llevó hasta su casa pensando que podría serle útil para hacer algunos quehaceres del hogar. La mujer, que no sabía de la bendición que había recogido aquel día, fue sorprendida a la mañana siguiente al ver que la tablita brillaba con una luz que iluminaba todo el lugar, y que se apreciaba la imagen de Nuestra Señora de Chiquinquirá en su superficie. Perpleja por lo que veía, salió a la calle exclamando con voz conmovida: ¡Milagro! ¡Milagro! Actualmente, muchos feligreses aún acuden a esta casa para venerar a la virgen, y debido a este acontecimiento, la avenida junta al lago lleva el nombre de Milagro.

La Feria de La Chinita, se celebra durante tres días, desde el 17 hasta el 19 de noviembre, en la ciudad de Maracaibo y en otras localidades del estado Zulia, para conmemorar el milagro de la Virgen. El 18 de noviembre se realiza la misa religiosa en la Basílica de la Virgen de Chiquinquirá. El pueblo zuliano se aglomera en la madrugada del día 18 en la plazoleta, para cantarle a la Chinita, verla, orar y pedirle su bendición.

La Feria se inicia con el encendido del alumbrado de la avenida Bella Vista de Maracaibo, y desde el 17 de noviembre la gaita retumba con el furro, el cuatro, las maracas y el tambor, en todas las calles y avenidas zulianas, con los tradicionales amaneceres gaiteros.

El 18 de noviembre, se hace la misa oficial para venerar a La Chinita y se lleva a cabo la “procesión corta”, que recorre los muelles de los principales puertos del estado. A la semana siguiente se realiza la conocida “procesión de la aurora”, en la que se saca la imagen de la Basílica a las tres de la madrugada, para que reciba el día en la calle. Ese domingo, la imagen es subida de nuevo al altar.

La Liga Venezolana de Béisbol Profesional también hace homenaje a la Virgen de Chiquinquirá cada 18 de noviembre con el popular juego de pelota “Clásico de La Chinita”, en el estadio Luis Aparicio El Grande, las Águilas del Zulia, se enfrenta a otro equipo de la Liga.

Chinita de Maracaibo, Chinita milagrosa de los zulianos, Chiquinquirá de los marabinos, virgen de los humildes, Chinita majestuosa y venerada por el pueblo, de todos los venezolanos. Gracias Chinita, por bendecirnos hoy y siempre, te veneramos y adoramos en tu día.

¡Los venezolanos estamos unidos con fe, en oración a nuestra Virgen de Chiquinquirá!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s