¡Siembra de un gigante de América!

índice

Luego de que Antonio Guzmán Blanco decretara el 27 de marzo de 1874 la creación del Panteón  Nacional (inaugurado el 28 de octubre de 1875), el 28 de octubre de 1876 los restos de Simón Bolívar fueron trasladados al  histórico lugar                  

Un 17 de diciembre de 1830, nuestro Libertador Simón Bolívar fallece a los 47 años de edad. A pesar de su muerte temprana, para entonces, el padre de la Patria ya había conquistado logros, epítetos y hazañas, que perduraron en la historia, con la libertad suramericana.

 La causa del fallecimiento de El Libertador resulta algo imprecisa aún en nuestros días. Según Alejandro Próspero Révérend, médico de cabecera de Bolívar que lo atendió en sus últimos minutos, la causa de la muerte  fue “Tisis pulmonar” (tuberculosis), conclusión que tomó luego de elaborar 33 boletines descriptivos con los síntomas y estado general de Simón  en sus últimos 17 días y realizar una autopsia el 17 de diciembre de 1830.

 El 15 y 16 de julio de 2010, fueron exhumados los restos, por decreto presidencial del Comandante Eterno Hugo Chávez, con el fin de dar a conocer las causas precisas de la muerte de Bolívar. Esto se realizó para descartar la hipótesis de envenenamiento plateada principalmente por Chávez, tras hacer una reflexión y análisis del contexto histórico.

En esta investigación del 2010 participaron médicos forenses, antropólogos, odontólogos, genéticos, entre otros especialistas altamente capacitados, que determinaron en primera instancia que los restos que reposan en el Panteón Nacional, sí son los de Simón Bolívar, mediante a la comparación de su ADN mitocondrial con los restos de  María Antonia Bolívar, que de igual forma fueron exhumados como parte de la exploración científica.

En cuanto a la tesis de fallecimiento por tuberculosis, no se encontraron indicios que aseguraran esta hipótesis. De igual forma, las sospechas de envenenamiento no pudieron ser confirmadas, a pesar de encontrarse rastros de arsénico, que presuntamente fueron usados en los medicamentos que se le suministraron a Bolívar.

 Última proclama de Simón Bolívar  

 A los pueblos de Colombia

 Colombianos:

 Habéis presenciado mis esfuerzos para plantear la libertad donde reinaba antes la tiranía. He trabajado con desinterés, abandonando mi fortuna y aun mi tranquilidad. Me separé del mando cuando me persuadí que desconfiábais de mi desprendimiento. Mis enemigos abusaron de vuestra credulidad y hollaron lo que me es más sagrado, mi reputación y mi amor a la libertad. He sido víctima de mis perseguidores, que me han conducido a las puertas del sepulcro. Yo los perdono.

Al desaparecer de en medio de vosotros, mi cariño me dice que debo hacer la manifestación de mis últimos deseos. No aspiro a otra gloria que a la consolidación de Colombia. Todos debéis trabajar por el bien inestimable de la unión: Los pueblos obedeciendo al actual gobierno para libertarse de la anarquía; los ministros del santuario dirigiendo sus oraciones al cielo; y los militares empleando su espada en defender las garantías sociales.

 ¡Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la Patria. Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro.

 Hacienda de San Pedro, en Santa Marta, a 10 de diciembre de 1830.

Simón Bolívar

¡Los venezolanos rendimos honores a nuestro Libertador Simón Bolívar, y conmemoramos que su muerte no fue en vano!

¡Que viva Bolívar inmortal!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s