La Batalla de Carabobo consolida al ejército libertador

unnamed-1.jpg

El 24 de junio de 1821 se realizó el gran combate entre dos fuerzas poderosas: el ejército realista contra el ejército republicano; esta lucha desembocó en una de las guerras más sangrientas de la época y afirmó la soberanía del territorio.

El Libertador Simón Bolívar no sólo quiso la independencia del pueblo venezolano, sino la de todo el continente, su sueño era crear la Gran Colombia, nación entre naciones.

El Congreso de Angostura, en el año 1819, creó las bases para esta gran nación, el libertador había puesto en marcha su sueño. En 1821, luego de la victoria en la Batalla de Carabobo, se demostró que sí se podía crear una nación netamente Americana, resultado de la expulsión de la invasión extranjera.

El territorio venezolano mantenía en buena parte de su extensión la presencia española, y Bolívar, esperando la expiración del Tratado de Armisticio y Regularización de la Guerra, concentraba sus tropas para realizar una gran batalla, pues las emboscadas a batallones terminaban en derrotas y el agotamiento de sus recursos.

Es así que el 15 de junio de 1821, Bolívar reorganiza el ejército en tres divisiones: la primera a cargo del catire José Antonio Páez y su fuerza llanera, la segunda liderada por el General Manuel Cedeño con los rebeldes de oriente y la tercera comandada por el Coronel Ambrosio Plaza, quien dirigía a su vez cuatro batallones responsables de proteger la retaguardia.

Bolívar, antes de la batalla, efectuó un reconocimiento del campo y de las maniobras que haría el bando realista. Allí observó que su posición era impenetrable por el frente y por el sur, y organizó un ataque fraudulento con las fuerzas de Ambrosio Plaza quien realizaría un ataque ofensivo, mientras que Páez y Cedeño atacarían el ala derecha del enemigo.

Esta emboscada, que duró solo una hora, permitió al bando republicano derrotar de manera contundente al ejército realista, aun cuando tuvo las bajas del General Manuel Cedeño, el Coronel Ambrosio Plaza y oficiales de ambos bandos; la batalla efectuada en Valencia provocó la huida del bando derrotado.

La contundencia de la Batalla de Carabobo permitió recuperar la mayor parte del territorio venezolano, hecho que se logró de manera definitiva en 1823 con la Batalla naval del Lago de Maracaibo y la toma del Castillo San Felipe de Puerto Cabello.

Simón Bolívar delegó en generales de confianza la protección del territorio liberado y comenzó la Campaña del Sur para materializar el sueño que hizo posible en su terruño, gracias a la victoria en Valencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s