Celebramos 222 años del natalicio del Gran Mariscal de Ayacucho

 

ceremonia_granmariscalayacucho_peru.jpg

(Caracas, 3 de febrero de 2017).- Hoy se cumplen 222 años del natalicio del militar más completo de los próceres de la Independencia de Venezuela, el Gran Mariscal Antonio José de Sucre, quien fue un ejemplo en el estricto cumplimiento de su deber, y resaltó los conceptos de patriotismo, honor, gratitud y lealtad.

Sucre se caracterizaba por su calidad humana, actividad política y efectividad militar, lo que lo llevó a ascender en 1810 a la posición de alférez del ejército.

En 1812 fue ascendido a Teniente bajo el mando de Francisco de Miranda, y sirvió con distinción en las campañas contra los realistas; al caer la Primera República emigró a Trinidad, de donde regresó en 1813, bajo las órdenes de Santiago Mariño.

Para el año 1817 fue ascendido a Coronel por parte de Simón Bolívar y en 1818 se dirigió a Angostura, donde El Libertador emplazó su Cuartel General y ofreció su Discurso de Angostura; es en este momento cuando se convierte en uno de los mejores lugartenientes de Bolívar, y comienza una duradera amistad entre ellos.

Sucre dirigió con éxito grandes ejércitos, participó en la redacción de los tratados más importantes entre la Gran Colombia y España, logró conducir la liberación de Ecuador, Perú y Bolivia, salió victorioso en la Batalla de Ayacucho (1824) por ello recibió el título de Gran Mariscal de Ayacucho.

Su intervención política y militar en gran parte del territorio suramericano, fue determinante para la independencia de las antiguas colonias españolas.

Fue el personaje de la época que debido a su calidad humana, actividad política y efectividad militar, representaba la figura con más posibilidades de continuar el proyecto emprendido por Bolívar.

En la última carta de Antonio José de Sucre a Simón Bolívar escrita en Bogotá el 8 de mayo de 1830, consta “…el dolor de la más penosa despedida…”, y así de su propia mano escribe: “No son palabras las que pueden fácilmente explicar los sentimientos de mi alma respecto a Ud.: Ud. los conoce, pues me conoce mucho tiempo y sabe que no es su poder, sino su amistad la que me ha inspirado el más tierno afecto a su persona. Lo conservaré, cualquiera que sea la suerte que nos quepa, y me lisonjeo que Ud. me conservará siempre el aprecio que me ha dispensado. Sabré en todas circunstancias merecerlo. Adiós, mi general, reciba Ud. por gaje de mi amistad las lágrimas que en este momento me hace verter la ausencia de Ud. Sea Ud. feliz en todas partes y en todas partes cuente con los servicios  y con la gratitud de su más fiel y apasionado amigo”.

Sucre es recordado como uno de los héroes de la independencia latinoamericana más laureado y admirado.

Prensa Banco Bicentenario del Pueblo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s