Miguel Pérez Abad: Marcha de Patriotas defiende un proyecto de país

Vencedores y Vencedoras  del Banco Bicentenario del Pueblo, se concentraron en la avenida Urdaneta de la capital venezolana para defender la Independencia y Soberanía de Venezuela

perez abad y pueblo1

(Caracas, 19 de abril de 2017)  Bajo la premisa de defender el proyecto de país, que la mayoría de los venezolanos y venezolanas ratificaron hace cuatro años por la vía  de elecciones directas, y 207 aniversario de la Conmemoración de la Independencia de la República Bolivariana de Venezuela, Miguel Pérez Abad, presidente del Banco Bicentenario del Pueblo, marchó junto a los Vencedores y Vencedoras Bicentenario por la avenida Urdaneta de Caracas.

Miguel Pérez Abad, manifestó en medio de la multitud que “estamos aquí rodilla en tierra defendiendo los intereses de la República, de la Patria, el legado del Comandante Hugo Chávez”,  junto al pueblo venezolano.

pueblo bicentenario

Igual destacó  la importancia de esta manifestación de patriotismo, cuando se están cumpliendo 207 de la firma del Acta de Independencia, “estamos ratificando aquí el  compromiso democrático de los Venezolanos y Venezolanas, somos ejemplo en el continente”.

Reconoció  que viene de recorrer Caracas, y “del otro lado de la ciudad hay un grupo de venezolanos y venezolanas que también están marchando,  que también son compatriotas, con otras ideas, esto es una demostración para el mundo del tipo de democracia que estamos viviendo en Venezuela”, afirmó Pérez Abad que en este país cabemos todos.

perez abad puebloReafirmó, junto a los trabajadores del Banco Bicentenario, en la esquina de Carmelitas, “que los chavista estamos reunidos, los patriotas estamos marchando con nuestro proyecto de país, bajo el cual estamos trabajando de manera incansable para construir nuestra Venezuela Potencia”.El pueblo habló en la voz de Cristián Pérez, quien invitó a sus compatriotas a marchar y celebrar en paz, como se conmemora “el día de nuestra Independencia”, esta opinión fue compartida por Sandra Lucena quien exhortó a la fuerza trabajadora del Banco Bicentenario del Pueblo a ir a la batalla con el corazón, con las ideas para defender la Patria  de esta arremetida imperial.

Prensa Banco del Pueblo Bicentenario

Anuncios

19 de abril de 1810: El primer paso a la Independencia

Banner-19-de-Abril-1810.jpg

Un jueves santo de 1810, específicamente el 19 de abril se inició en Caracas una etapa en la historia de Venezuela. En este día, el cabildo de Caracas, con el apoyo de parte del pueblo y de importantes sectores de las fuerzas armadas, tanto de los batallones de veteranos como de milicias, así como de destacados personajes del clero, la sociedad y de los intelectuales, depuso al gobernador y capitán general Vicente Emparan y a los demás altos funcionarios españoles, enviándolos al exilio. Dicho movimiento revolucionario tuvo un impacto en los campos político, económico, social y cultural no solo de Venezuela sino de toda Sudamérica.

En esta histórica fecha renació la conspiración de los mantuanos, quienes en esta ocasión se habían procurado la cooperación de los batallones veteranos o las milicias, así como el apoyo de los notables, los intelectuales, de parte del clero y otros sectores de la sociedad, y de un núcleo considerable del pueblo.

Una vez eliminada la posibilidad de toda resistencia en la Península, los notables caraqueños concibieron la constitución de una junta similar a las formadas en España a fin de regir los destinos de la provincia.

Se redactó el acta en la cual se consignaba el establecimiento de un nuevo gobierno, rechazando el mando del general Vicente Emparan, en la misma se precisaba que el gobernador y capitán general, el intendente de Ejército y Real Hacienda, el subinspector de artillería y el auditor de Guerra y asesor general, así como la Real Audiencia, quedaban privados del mando que ejercían, a la vez que suprimían esas instituciones. 

En consecuencia el Cabildo de Caracas, con sus 2 alcaldes José de Llamozas y Martín Tovar y Ponte a la cabeza, asumió el poder, incorporando en su seno a los representantes del clero, del pueblo y de los pardos, mientras que el mando militar era confiado momentáneamente al teniente coronel Nicolás de Castro y al capitán Juan Pablo Ayala.

El acta del 19 de abril fue firmada por todos los asistentes al Cabildo extraordinario de ese día, incluyendo a los funcionarios españoles depuestos (Vicente Emparan), los que desempeñaron un papel secundario y los que a partir de ese momento asumieron el poder (Tovar, Roscio, Cortés de Madariaga, entre otros). 

El acta fue leída el mismo día en diversos lugares de Caracas por los escribanos Fausto Viaña y José Tomás Santana, quienes certificaron que la población reaccionó gritando las siguientes consignas: “Viva nuestro Rey Fernando VII, nuevo Gobierno, Muy Ilustre Ayuntamiento y Diputados del Pueblo que lo representan”, en definitiva la revolución se llevó a cabo sin derramamiento de sangre.

Los funcionarios depuestos fueron conducidos luego a La Guaira y encerrados en las fortalezas o confinados a bordo de buques anclados hasta que se les expulsó. De acuerdo con el testimonio de uno de ellos, el intendente Basadre, durante el tiempo que estuvo en prisión pudo apreciar como los revolucionarios compusieron e hicieron circular canciones alegóricas de su Independencia, en las cuales convidaban a toda Hispanoamérica a hacer causa común y a tomar “… a los caraqueños por modelo para dirigir revoluciones”.

Al parecer, ya entonaban la canción que mucho más tarde fue declarada Himno Nacional de Venezuela: “Unida por lazos/ que el cielo forjó/ la América toda/ existe en Nación/ y si el Despotismo levanta la voz seguid el ejemplo/ que Caracas dio.”

Aunque el 19 de abril de 1810 no fue declarada jurídicamente la Independencia de Venezuela, políticamente se produjo un cambio radical que culminó con la declaración del 5 de julio, no obstante no hay que olvidar que para entonces la idea de la independencia todavía no aparecía como objetivo principal en las mentes de los líderes revolucionarios y será solo, cuando se convoque al primer congreso de Venezuela, y a través de los meses de discusión ideológica que seguirán, que tal planteamiento llegará a materializarse.

Esta fecha, se conmemora con la movilización del pueblo venezolano en las calles de Caracas, en defensa de la soberanía de la nación y repudio a la injerencia imperialista que busca boicotear la paz y alegría del movimiento Revolucionario y patriota.