393 trabajadores del Banco Bicentenario cumplieron con su deber en el primer día de Jornada del ISLR

(Caracas, 15 de febrero de 2017).- Desde este miércoles 15 hasta el viernes 17 de febrero la fuerza obrera del Banco Bicentenario del Pueblo, en la sede principal ubicada en la urbanización El Rosal de Caracas, podrá cumplir con su deber tributario para la declaración del Impuesto Sobre la Renta (ISLR).  El operativo se desarrolla en la plaza de Las Banderas, entre las 8:30 a.m. a 12:00 m. y de 1:00 p.m. a 3:30 p.m.

20170215_101720.jpgEl presidente del primer Banco Socialista de la Nación, Miguel Pérez Abad facilita a sus trabajadores este tipo de trámites, llevando a su sede principal un equipo de servidores del SENIAT. De esta forma, la institución se suma al aporte del 83% del total del Presupuesto de la Nación para el año 2017, calculado en 8 billones 479 mil 301 millones de bolívares, con el cual permite darle continuidad a las políticas de sociales del Gobierno Nacional.

Dentro de las reacciones de agradecimiento destaca Nahomi Escalona, quien es trabajadora de la Gerencia General de Cobranza y expresó su gratitud al Banco Bicentenario del Pueblo, por permitirle a los trabajadores cumplir con su deber ciudadano de declarar el impuesto.

Por su parte, Edwin López, miembro de la Vicepresidencia de Crédito al Consumo del Banco Bicentenario calificó la iniciativa como “satisfactoria, ya que es una herramienta que le permite agilizar el proceso del pago del impuesto”.

unnamed-2.jpg

Mientras tanto, Mery Fernández, trabajadora de la Gerencia de Calidad de Servicio también agradeció la realización de la jornada porque se da “cumplimiento a su obligación con el pago del impuesto sobre la renta”.

Por su parte, el Jefe de recaudación del Banco Bicentenario Hernán Machado informó que durante el primer día de jornada se registraron 393 declaraciones con montos de 0Bs.

Para formalizar la declaración cada trabajador debe poseer: el Comprobante Anual de Retenciones (ARC) y el RIF con las cargas familiares permitidas por la Ley de Impuesto Sobre La Renta (padre, madre e hijos: menores de edad, estudiantes menores de 25 años y personas con discapacidad). Durante el operativo no se actualizarán las cargas familiares, debido a que el contribuyente puede hacerlo a través del portal del SENIAT.  Asimismo, los operativos serán sólo de declaración del ISLR y no se realizarán inscripciones, ni actualizaciones del RIF, ni la recuperación de clave y usuario a los contribuyentes.

Prensa del Banco Bicentenario del Pueblo.-

Anuncios

Lares: “Con la práctica del baloncesto y otras disciplinas se pueden conseguir infinidades de metas”

_S2A0172.jpg

La trayectoria de Elvis Lares lo llevó a entrenar junto al atleta venezolano Néstor Salazar mejor conocido como “Mamá Osa

Creció con el ejemplo e inspiración del jugador profesional Kobe Bryant. Siguiendo sus pasos para convertirse en el mejor lanzador de baloncesto, Elvis Lares, compañero de la Vicepresidencia de Administración, inició hace varios años su pasión por esta disciplina que lo ayudó a conseguir incontables logros, que marcaron su crecimiento personal y profesional.

A los 8 años de edad comenzó las prácticas deportivas en la parroquia El Valle, en Caracas. Para el año 2001, aproximadamente, por su constancia, esfuerzo, empeño y convicción, entrenó junto al reconocido atleta venezolano Néstor Salazar, mejor conocido como “Mamá Osa”.

Logró un pase para representar al estado Monagas junto a la selección de básquet Guaiqueríes de Margarita. Aunque esto representaba un nuevo reto para Elvis, el hecho de distanciarse de sus seres queridos fue un proceso severo para él. “Fueron seis meses que estuve practicando en esa entidad y fue duro para mí, porque jamás me había alejado tanto tiempo de mi madre y familia”, recordó.

Con este nuevo triunfo se sumaron otros que cada día más lo convencieron de continuar ejerciendo el baloncesto como su profesión. En el 2009 participó en la Liga Nacional de Baloncesto con los Tiburones de Vargas. “Fue un gran aprendizaje y una maravillosa experiencia que llenó de orgullo a mi madre y a toda mi familia”, sostuvo.

Su trayectoria lo llevo a obtener reconocimientos que lo motivaron a continuar con sus planes deportivos. Obtuvo condecoraciones por destacarse como el jugador más valioso y el mejor campeón cesta.“En los torneos que participaba a nivel local, mis equipos conseguían la victoria”, señaló emocionado.

La actividad física o el deporte se convirtió para nuestro compañero en su centro armónico y en un acto imprescindible para su evolución emocional, pues reforzó su educación, valores y actitud empática. “Te olvidas de todo lo malo, es un momento de relajación, te enfocas en lograr tus metas y conseguir tu norte”, indicó al describir lo que siente cuando juega básquet.

El apoyo incondicional de su madre, lo ha motivado a orientar a la nueva generación que se forma en su localidad de origen, organizando eventos deportivos que intentan minimizar el ocio de la juventud en general. Además, su intención es recuperar los espacios de su sector para transformarlos en lugares de paz, cultura y sano entretenimiento.

“Mi visión es demostrar que con el baloncesto y otras disciplinas se pueden conseguir infinidades de metas, pero también quiero ayudar a esos jóvenes que por circunstancias de la vida han tomado malas decisiones. Con la organización de torneos también homenajeamos a los compañeros que se han marchado de este mundo terrenal”, explicó.

El compañero, al ser promotor del deporte, aplaudió el patrocinio de nuestra institución financiera con la Fundación “Mimou” Vargas, que organizó el Torneo de Baloncesto de Calle, para el disfrute de la población que reside en las barriadas caraqueñas.

“Fue una buena iniciativa, porque ellos visitaron varias parroquias de Caracas y eso es un buen impulso para la juventud, esto permite que se alejen de los malos pasos”, destacó.

Asimismo, reconoció el esfuerzo que realiza el Banco Bicentenario para promover e incentivar encuentros de recreación y actividad física para sus trabajadores y trabajadoras, pues a su juicio, es vital para el desempeño laboral. “Estas actividades en el banco también contribuyen para que nos desestresemos, porque no todo el tiempo es trabajo”, detalló.

Por otra parte, Elvis, consideró que es valioso el acompañamiento emocional de tus seres queridos para disfrutar de las exigencias deportivas. “Es bueno que los padres acompañen al joven o la niño en su evolución con el deporte. eso los motiva a conseguir un mejor desempeño”, aconsejó.

“Es de suma importancia que siendo padres o representantes, orientemos a los más pequeños de la casa a practicar alguna disciplina deportiva, tomando en cuenta los múltiples beneficios que conlleva, que van desde la fácil integración, hasta el desarrollo físico y mental”, concluyó.

Elvis Lares es un ejemplo de que el deporte es una fuerza que mueve al mundo, que contribuye a unir razas, idiomas y culturas. Quien lo practica, como él nos confesó, se aparta de los vicios, adquiere disciplina y la satisfacción de lograr metas individuales y comunes.

_S2A0169.jpg

“Banca Comunal surge para crear una nueva arquitectura financiera”

_S2A3232.jpg

El gerente Comunal, Juan Carlos Pérez aseguró que el objetivo es cooperar con la organización de la población

La transferencia de poder al pueblo venezolano se convirtió en una estrategia social desde los inicios de la Revolución, esta acción  generó el nacimiento de  una nueva forma de organización en los sectores populares, con el propósito de lograr el bienestar social de la población.

Para darle sentido a esta política surge como alternativa la Banca Comunal, organismo encargado de otorgar recursos a los consejos comunales. Para esta cuarta edición conversamos con el  compañero Juan Carlos Pérez, gerente Comunal del estado Mérida, quien ha tenido contacto directo con las comunidades organizadas, gracias a la labor que viene desempeñando nuestra entidad financiera con la entrega de recursos.

Son palpables los resultados que se han obtenido con esta nueva metodología para abordar las necesidades de los venezolanos y venezolanas, con la puesta en marcha de productos y servicios sociales que van enfocados, directamente, a incrementar la economía comunal y apoyar ese talento humano que surge de las barriadas y que por décadas fueron menospreciados e invisibilizados.

A propósito de esto,  Juan Carlos Pérez, precisó que esta iniciativa surge para crear una nueva arquitectura financiera. “Se va a poder tener la posibilidad, dentro de un territorio determinado, de no depender del Estado Central sino ser independientes económicamente, para que se puedan ofrecer sus productos y cubrir las necesidades básicas”, aseguró.

Indicó que el trabajo que se realiza desde el banco abarca no solo la entrega de financiamiento,  el cometido final es cooperar con la organización de la población, desmontado las ideas individualistas para pasar al colectivo, un poco para acabar con la transculturización como efecto del capitalismo.

“Con el pueblo organizado o el pueblo productor logramos crear pequeñas unidades de producción, uniendo varios emprendedores y emprendedoras que fueron en su momento nuestros pequeños conglomerados”, dijo.

Mancomunidad  con todos los sectores del país.

Asistencia técnica, asesoramiento, financiamiento, acompañamiento, respaldo,  seguimiento y control, son algunas de las labores que el empleado Bicentenario desarrolla en cada localidad visitada, de la mano de los organismos gubernamentales, que cumplen con la ejecución de los programas sociales basados en el sistema económico comunal.

Ante esto, el gerente comunal del estado Mérida indicó,  que la idea es llegar a todas las comunidades y “lograr que se masifique el financiamiento en cada rincón del territorio venezolano,  en conjunto con el Ministerio de la Mujer, de la Juventud y de las Comunas y a través de nuestro programa bandera CrediSocial, a fin de impulsar todo el engranaje y aparato productivo . Estamos venciendo la Guerra Económica y la vamos a vencer”.

Pero el enlace no es solamente con los despachos ministeriales, Pérez explicó  que la institución trabaja con los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (CLAP), los Consejos Comunales, las Comunas y el Frente Francisco de Miranda, con la idea de incorporar a más emprendedores y emprendedoras, que estén dispuestos a dar su aporte para elevar los niveles económicos del país y de una vez por todas acabar con el rentismo petrolero.

“Seguimos trabajando con nuevos productores, estamos visualizando todos los proyectos en cada territorio para incrementar  la producción. No es un monopolio, así que todos podrán  ser beneficiados”, detalló el Gerente Comunal.

El Poder Popular quiere producir

Bajo los principios éticos-revolucionarios de la economía y Banca Comunal, el pueblo organizado con su ingenio, esfuerzo y dedicación emprende actividades que demuestran que sí funcionan estas políticas.

En el estado Mérida están conformados 18 conglomerados productivos, agrupando a aproximadamente a 48 personas, que elaboran piezas textiles con tecnología de última generación. “La gran mayoría de los proyectos que hemos tenido es textil y están trabajando para crear una red de abastos comunitarios para percibir recursos”, sostuvo el compañero de labores Juan Carlos Pérez.

Pérez, también especificó que en la entidad merideña se trabaja en el procesamiento de harina de trigo, esencial rubro para la población. Además, indicó que se están creando pizarras interactivas para las universidades e institutos académicos.

“Mérida ha sido impulsora de proyectos a través de las comunas productivas.  Va a ver un intercambio y eso es lo que queremos impulsar, el ahorro comunal, el tema del Banco Comunal”, manifestó

Otra grata experiencia se desarrolla en el estado Bolívar, donde herreros realizan máquinas procesadoras.

Gracias  a estas iniciativas, el gerente Comunal del estado Mérida, Juan Carlos Pérez, concluyó que “el presidente del Banco Bicentenario del Pueblo, James Hernández, y sus empleados y empleadas están enfocados en  que la Banca Comunal es la vía, es el camino para convertir a Venezuela en una potencia. Tenemos la fe puesta en eso para  impulsar la economía productiva dentro del sistema económico comunal”.

La institución financiera empodera al pueblo venezolano,  destinando recursos a través  de  productos y servicios sociales como SoyMujer, SoyJoven y CrediSocial, con características inclusivas, para contribuir con el desarrollo de la economía popular autosustentable.

Marcano: El proceso de fusión entre Banco Bicentenario y del Pueblo significó una renovación en la transformación de la banca

_S2A1207.jpgNuestro compañero de la VP Seguridad Integral, Gerencia General de Seguridad de la Información Renni Marcano, exaltó el compromiso de los trabajadores provenientes de Banco del Pueblo

“Somos lo nuevo, el cambio revolucionario”, con esta frase surgió la creación del Banco del Pueblo Soberano, bajo la iniciativa del Comandante Supremo Hugo Chávez Frías, en conformar una institución social, sostenible y humanista, que fortaleciera la economía comunal.

Hoy es un hecho que el Banco Bicentenario, la Clase Obrera, Mujer y Comunas, y el Banco del Pueblo, se convirtió en una sola entidad financiera que realza los principios de la banca en relación al sistema de atención y calidad de sus servicios, donde su principal protagonista es el talento humano, que cada día se esfuerza y demuestra su eficiencia por ofrecer respuestas oportunas al pueblo venezolano.

Con total responsabilidad nuestra institución incluyó en la nómina bicentenario a los trabajadores y trabajadoras del Banco del Pueblo Soberano, entre ellos a Renni Marcano, quien asumirá nuevas funciones en la Vicepresidencia de Seguridad Integral, luego de presentar su evaluación el pasado 2 de junio en el Banco Bicentenario del Pueblo que le dio la bienvenida como nuevo integrante de nuestra familia.

Renni catalogó su experiencia en el Banco del Pueblo como una “gran escuela” para su desarrollo profesional, tomando en cuenta que lo ayudó a profundizar sus conocimientos y aplicarlos en cada labor que desempeñaba con los emprendedores y emprendedoras de las comunidades organizadas que colaboran a impulsar la economía productiva del país.

“La dinámica era como todo banco, tenía sus altas y sus bajas; sin embargo el trabajo era ameno. La comunicación entre las áreas y unidades era muy factible que permitió conocer todo el personal para solucionar los problemas. Éramos una gran familia”, relató nuestro compañero.

Una situación que marcó su permanencia en esa organización fue el hecho de ser incluido en las discusiones de los asuntos concernientes al banco, pues sus compañeros confiaban en su criterio y postura técnica.

“Lo que más me sorprendió, a pesar de mi contrato, es que mucha gente tomó en cuenta las opiniones que di a nivel técnico y profesional. Me involucraron muchísimo en el proceso de fusión, eso me dio mucho ánimo y generó una especie de satisfacción para mí”, sostuvo.

Para Renni Marcano, el proceso de fusión significó una renovación en las políticas y transformación de la banca pasando de la comercial a la social. “Esa experiencia que fue adquirida en su momento por Banco del Pueblo, fue en creer en este proyecto. En creer que si puede existir una forma de hacer una banca totalmente diferente. Eso fue lo que me hizo enamorar en esto”, relató Marcano.

Nuestro compañero de labores durante la entrevista mostró su total agradecimiento al presidente del Banco Bicentenario del Pueblo, James Hernández, y demás autoridades, por darle una nueva oportunidad de empleo y contribuir con su crecimiento profesional, pues su preocupación era continuar respondiendo con sus obligaciones personales y familiares.

“Lo que más me emociona es que puedo colaborar o dar un pedacito en pro de la construcción del país. Sabemos que existen venezolanos que queremos hacer un país potencia y eso se logra poquito a poco. Agradezco el cumplimiento de la institución”, aseveró Renni Marcano.

Marcano agregó que “el compromiso con el Banco debe ser mayor por el trabajo con las comunidades, porque venimos de las bases. Hemos aprobado proyectos muy hermosos y viables que surgen en las comunidades, eso demuestra que en el país todavía existen personas que creen en lo que hacen”.

Conociendo a Renni…

_S2A1217.jpg

Renni David Marcano Galindo, es  T.S.U en Informática, egresado del IUTIRLA, actualmente  trabajador de la Vicepresidencia de Seguridad Integral, Gerencia General de Seguridad de la Información en el Banco Bicentenario del Pueblo.

Durante 10 meses desempeñó labores en el Banco del Pueblo Soberano en la misma área. Anteriormente, cumplió, por tres años consecutivos, funciones en la Universidad Simón Bolívar.

Su frase es: Tengo en el pecho el logo del Banco, es inaceptable que tenga unos valores y aplique otros. Debo ir en concordancia con lo que hago.

Johana Llerena: “Nadie puede arrebatarnos los beneficios de la GMVV”

banner-hablan-los-trabajadores2 (1)

Nuestra compañera nos dio su opinión sobre la Ley de otorgamiento de títulos de propiedad  a los beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela, propuesta por la AN

“Eran momentos muy difíciles que me hacían sentir  muy triste, en muchas ocasiones lloraba”, así recordó  nuestra compañera de la Vicepresidencia de Infraestructura y Servicios Generales Johana Llerena, los momentos vividos por ella cuando no tenía a dónde vivir con sus hijos. Ella a sus 34 años, como algunos venezolanos  padeció la difícil situación habitacional que atravesaba nuestro país, antes de la puesta en marcha de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), un programa que nuestro Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías ideó para el pueblo venezolano..

Junto a sus hijos, Johana residía con su madre en una pequeña habitación, ubicada en Gramoven, parroquia Sucre. Las condiciones de la vivienda eran precarias y los espacios estrechos, situación que la obligó a mudarse, pagando un alquiler con un pariente en Petare, buscando mayor comodidad para ella  y lo suyos.

Fueron meses de angustia, zozobra y desesperación, durante los cuales realizó constantes recorridos y averiguaciones con miras a conseguir una vivienda digna. Para ese entonces, la opción fue arrendar una modesta habitación que se adaptaba a su condición económica, aunque no era la ideal para una mejor calidad de vida.

En el año 2014,  ya en ejecución la Gran Misión Vivienda Venezuela, Johana recibió la llamada que cambió el rumbo de su vida, fue seleccionada para adquirir un apartamento en el Complejo Habitacional Ciudad Tiuna. “Cuando vi las paredes, la cocina, la sala, las comodidades y todo el espacio que tenía el apartamento sentí demasiada felicidad. Había conseguido un hogar propio, para  mi y mis hijos. Agradezco a Dios, al Comandante Chávez, al Gobierno y al Banco Bicentenario del Pueblo”, relató visiblemente emocionada nuestra compañera.

Así como Johana, muchas familias venezolanas hicieron su sueño realidad de vivir en condiciones dignas, como merecen, en ambientes bien distribuidos, con todas las comodidades, gracias a este programa social; sin embargo esta hermosa realidad quiere ser destruida  por la fracción opositora de la Asamblea Nacional, que pretende promulgar la Ley de otorgamiento de títulos de propiedad a los beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela, que de acuerdo al Bloque de la Patria privatizaría cada uno de los urbanismos adjudicados al pueblo trabajador de Venezuela.

Ley de Título de Propiedad de la GMVV

En este sentido nuestra compañera Johana Llerena, expresó su rotundo desacuerdo a la aprobación de la  normativa, pues  a su juicio, esta ley “no protege al pueblo venezolano y disfraza en cada artículo la verdadera intención de la derecha venezolana de privatizar y capitalizar los urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela”.

Llerena agregó:“Ellos no pueden venir y presentar una Ley sin saber las condiciones económicas que cada persona tiene, sin estudiar y analizar cada caso. La oposición no tiene derecho de establecer que si las familias no pueden cancelar las cuotas, ya no pueden habitar en las viviendas que les otorgó el Gobierno Bolivariano. Es injusto que nos quiten lo que por derecho obtuvimos. Eso es propiedad nuestra, nos los dio Chávez y nadie puede arrebatárnoslo”, manifestó.

Durante la entrevista, nuestra compañera de la Vicepresidencia de Infraestructura y Servicios Generales aclaró que recibió su título de propiedad al momento de iniciar el pago de las cuotas de su vivienda, teniendo un plazo de 30 años para cancelar su apartamento.

“No me siento protegida si algún día tuviéramos un Gobierno no revolucionario ni con representantes opositores en la Asamblea Nacional, ellos nos están atacando, atacan el futuro de mis hijos. ¿Qué les vamos a dejar si ellos nos quieren arrebatar todo? Perjudican a los pobres pero también a la clase media”, precisó Llerena.

El Banco Bicentenario del Pueblo, a través de los créditos que otorga tanto a personas naturales, como jurídicas, apoya los proyectos habitacionales, destinados a la adquisición y construcción de viviendas, con la finalidad de impulsar el desarrollo urbano de nuestra nación y mejorar el bienestar social del pueblo venezolano.