4 de Febrero de 1992: Un por ahora que se convirtió en para siempre

Banner-Día-de-la-dignidad (1).jpg

A 24 años del rescate de la Dignidad Nacional de nuestro pueblo, conmemoramos aquel día, en que se dio lugar al levantamiento militar dirigido por un  grupo de militares, jóvenes e insurgentes quienes se revelaron a los más de 40 años de bipartidismo que se vivía en el país, entre ese grupo se encontraba quien se convertiria más adelante en  lider  eterno.

“Compañeros, lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital; es decir, nosotros aquí en Caracas no logramos controlar el poder”, fueron las declaraciones que inmortalizaron el rostro y la esencia de aquel hombre lider que por su valentía se ganó el amor del pueblo, nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez Frías.

El 4 de febrero de 1992 ocurrió una insurrección Cívico-Militar que se desarrolló simultáneamente en las principales ciudades del centro-occidente del país. Además de los comandantes a cargo de las operaciones -Hugo Chávez, Francisco Arias Cárdenas, Yoel Acosta Chirinos, Jesús Urdaneta y Miguel Ortíz Contreras-, unos 14 mayores, 54 capitanes, 67 subtenientes, 65 suboficiales, 101 sargentos de tropa y 2.056 soldados alistados, tomaron parte en el movimiento militar.

La llamada Operación Zamora se escenificó en la zona centro-occidental de Venezuela, en los estados Aragua, Carabobo, Miranda, Zulia y el Distrito Federal (actual Distrito Capital), desde las 3:00 de la tarde del 3 de febrero de 1992, hasta aproximadamente las 3:30 de la tarde pero del día siguiente. Alrededor de 2.300 efectivos militares –300 oficiales y un poco más de 2.000 soldados que portaban una banda tricolor en el brazo– fueron movilizados para deponer al entonces presidente Carlos Andrés Pérez, que regresaba del foro económico de Davos.

El eje del movimiento insurgente fue el entonces Distrito Federal (actual Distrito Capital), donde se concentran los poderes públicos en Venezuela. Allí, desde las 11:00 de la noche del 3 de febrero, se escenificaron los enfrentamientos más intensos.

La base de operaciones de los insurgentes, comandados por el Teniente Coronel Hugo Chávez Frías, estaba en el Museo Militar, en el 23 de enero de Caracas.

Los principales puntos estratégicos de la capital, que sirvieron de escenario para las operaciones, fueron: La residencia presidencial La Casona, el Palacio de Miraflores, el Fuerte Tiuna, las Comandancias Generales del Ejército y la Armada, el Comando Regional número 5, el Comando de Seguridad Urbana de la Guardia Nacional, la sede de la Disip en el Helicoide, la sede de la Comandancia de la Policía Metropolitana en Cotiza, la sede de Venezolana de Televisión en los Ruices y la Base Aérea Francisco de Miranda.

Una combinación de suerte y la oportuna reacción de sus ministros salvaron a Carlos Andrés Pérez de la captura y el derrocamiento. A su regreso de Suiza, fue recibido en el aeropuerto por el Ministro de la Defensa, general Fernando Ochoa Antich, y el Ministro de Interiores, Virgilio Ávila Vivas. Ya en la residencia presidencial, Pérez decidió trasladarse al Palacio de Miraflores tras una llamada de Ochoa Antich, quien le informó de la insurgencia en el Zulia. Gracias a esa súbita decisión logró evadir a los insurgentes, quienes estuvieron a pocos minutos de capturarlo.

En consecuencia, a la medianoche, varios tanques y una unidad de paracaidistas intentaron tomar el Palacio de Miraflores. Pérez escapó nuevamente, esta vez hacia la sede de Venevisión, canal de televisión propiedad de su socio de décadas, Gustavo Cisneros. Desde allí condenó la rebelión, cerca de la 1:00 de la madrugada del 4 de Febrero.

En Maracaibo la revolución se manifestó así:

Francisco Arias Cárdenas, comandante del grupo de artillería misilística “José Tadeo Monagas”, tomó a medianoche la casa del dirigente copeyano Oswaldo Álvarez Paz, gobernador del estado Zulia y se proclamó gobernador militar de la región, comunicando a través de la radio los motivos y razones de la insurgencia.

Entre los principales puntos tomados en la región estaban: el puente sobre el Lago de Maracaibo, el Cuartel Libertador, los Destacamentos 33 y 35 de la Guardia Nacional, el Cuartel de Patrulleros de la Policía del Estado, la sede de la Disip, instalaciones petroleras de la Costa Oriental del Lago, y el canal 2 de televisión.

La rebelión en Aragua y Carabobo:

En Maracay, al mando del Teniente Coronel Jesús Urdaneta Hernández y del Teniente Coronel Jesús Ortiz Contreras, se sublevaron 3 batallones de la 41ª Brigada de Infantería Paracaidista, el Batallón “García de Sena” y el Batallón de Cazadores “General Vásquez”. Los combates de mayor intensidad ocurrieron en el Cuartel Páez, a dos cuadras del Palacio de Gobierno, en el Cuartel La Placera y en la base Libertador. Los rebeldes no lograron tomar la base ni apropiarse de los aviones.

En la guarnición de Valencia se movilizaron el Batallón Blindado “Pedro León Torres”, el grupo de Artillería de Campaña Lara, el batallón de apoyo “José G. Lugo”, la Compañía de Comunicaciones y una Compañía de Honor. Durante unas 15 horas, los “insurrectos” como fueron llamados, tomaron puntos estratégicos como el Comando Regional Nº 2 de la Guardia Nacional.

Día de la Dignidad Nacional

El levantamiento militar bolivariano del 4 de febrero de 1992 forzó la agonía y muerte del Pacto de Puntofijo que había comenzado en 1989, tras la explosión social ahogada con fuego y muerte por Carlos Andrés Pérez.

Hoy, 24 años después que el líder de la Revolución Bolivariana diera el primer paso para acabar con la miseria en la que tenían sumergido al pueblo los gobiernos de la cuarta república, motivo suficiente para inspirar a recordar este día bajo la bandera del Día de la Dignidad Nacional y se construye una nueva historia basada en los principios ideológicos del libertador Simón Bolívar, Ezequiel Zamora y Simón Rodríguez, que se manifiestan en beneficios directos para el pueblo venezolano.

Hoy, el Gobierno Bolivariano plantea el desarrollo de actividades recreativas y culturales a escala nacional, para que junto al Poder Popular se enaltezca la importancia histórica de este día en la historia de nuestro país y del Poder Popular.

Un Glorioso “Por Ahora” 

4defebrero_wordpress

Hoy  4 de febrero, conmemoramos el aniversario de la insurrección cívico-militar, que representó el despertar del pueblo venezolano, y el inicio de la Revolución Bolivariana.

Hugo Chávez Frías, acompañado por militares y jóvenes soldados,  planificó una noche en el Cuartel de la Montaña la rebelión  que tenía como objetivo liberarnos del sistema capitalista del gobierno del ex presidente Carlos Andrés Pérez, mandato que nos tenía sumidos en una profunda miseria.

A pesar de no haber cumplido sus fines inmediatos, este hecho marcó la sentencia de muerte del  modelo político de la IV República y despertó la conciencia de los venezolanos que deseaban  un cambio.

Posteriormente el Teniente Coronel, Chávez haría historia apareciendo en televisión anunciando su derrota militar que luego se convertiría en un triunfo político, pues su hazaña cautivó al  pueblo de Venezuela al igual que  su “por ahora”.

“En primer lugar quiero dar los buenos días a todo el pueblo de Venezuela” (…) “Compañeros: lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital; es decir, nosotros aquí en Caracas no logramos controlar el poder” (…) “vendrán nuevas situaciones. El país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un camino mejor”.

La rebelión militar de 1992 fue un disparador que tenía como horizonte allanar el camino para la construcción de una  patria justa y soberana.

Hoy el Cuartel de la Montaña es la  morada del hombre que cambió la historia de nuestro país, sobre la Flor de los Cuatro Elementos reposan los restos mortales de nuestro líder revolucionario  Hugo Chávez Frías.

4 de febrero: Fecha histórica para la Revolución de la patria

banner-4f

Este  4 de febrero se recuerdan 21  años de la rebelión militar que lideró el comandante Hugo Chávez Frías para enfrentar la miseria y la extrema pobreza a la que habían llevado los gobiernos de la cuarta República.

Fecha histórica para la Revolución de la patria en la  que  el deseo de hombres y mujeres  y de la juventud militar bolivariana se unieron para cambiar el destino de un país.

Lo que para las élites de la cuarta república en las primeras horas post insurgencia parecía una derrota del movimiento revolucionario bolivariano, se convirtió en la corriente social y política más importante de la segunda mitad del siglo XX y comienzos del siglo XXI en Venezuela.

La rebelión cívico militar del 4 de febrero de 1992 tuvo su origen en el descontento de la población y de la juventud militar bolivariana, por los sucesos ocurridos el 27 y 28 de febrero de 1989, originados por la implementación del paquete económico inspirado en el modelo de estado liberal y recomendado por el Fondo Monetario Internacional. Venezuela soportó este modelo económico bajo la Democracia Representativa, caracterizada por políticas represivas y excluyentes contra la mayoría del Pueblo Venezolano.

Ya como presidente, Hugo Chávez, a 20 años del 4 de febrero de 1992, recordó y reflexionó sobre la  insurrección cívico-militar, en conversación que sostuvo con el periodista José Vicente Rangel en enero de 2012.

“La realidad social del país, caracterizada por una profunda pobreza, justificó los acontecimientos del 4 de febrero. Los graves problemas del país se fueron gestando en los años setenta y ochenta, manteniéndose al iniciarse la década de los noventa”

Recordó que la opinión pública se mostró favorable con la insurrección, y abrió el camino para su  candidatura y su elección como Presidente de Venezuela.

A partir de allí, el Comandante Hugo Chávez Frías inició la construcción teórica de un modelo inspirado en el Socialismo y denominado Socialismo del Siglo XXI, lo que significó el surgimiento de un proceso de cambio histórico y social empujado por la lucha para saldar las desigualdades históricas existentes en la Sociedad Venezolana, desde su origen.