Venezuela celebra el Día del Periodista

unnamed.jpg

Este 27 de junio, Venezuela celebra el Día Nacional del Periodista, en homenaje a la salida del primer número del Correo del Orinoco en 1818, creado por Simón Bolívar, con la colaboración de Juan Germán Roscio y Cristóbal Mendoza, entre otros.

Esta fecha fue acordada por la Asociación Venezolana de Periodistas en 1964 en apoyo a la propuesta de Guillermo García Ponce quien, desde el Cuartel San Carlos donde se encontraba preso, envió a la cuarta Convención Nacional de la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP), que se realizaba entonces en Valencia, estado Carabobo, una propuesta para que el Día del Periodista se celebrara el mismo día de la primera aparición del Correo del Orinoco. En dicho medio, se hacían publicaciones para expresar la importancia de luchar contra el imperio español.

La historia del periodismo venezolano comprende ya varios siglos, en cuyo transcurso se han dado grandes batallas de pensamiento e ideas, las cuales han tejido una tradición libertaria que hace de Venezuela una referencia continental en el proceso de emancipación colectiva, con absoluta libertad, pluralidad y variedad de prensa.

Hoy en día, el periodismo cumple un papel fundamental para el pueblo venezolano, izando la bandera en defensa de la profesión, la verdad y la ética.

11 de abril de 2002: 14 años del golpe de Estado contra el comandante Hugo Chávez y el Pueblo

Banner-11-de-Abril-

Este lunes se cumplen 14 años del golpe de Estado contra el Gobierno Bolivariano, el pueblo venezolano y su líder, el comandante Eterno Hugo Chávez Frías. El golpe de Estado fue impulsado y accionado por la derecha venezolana, representada por los dueños de medios, dirigentes empresariales, militares desleales y antipatriotas, la cúpula laboral y políticos de partidos de la Cuarta República, todos apoyados y dirigidos desde el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Causas del Golpe

En febrero de 2002 Chávez cambió la plana mayor de Petróleos de Venezuela (PDVSA), con el objetivo de reactivar el motor y la columna vertebral de la economía venezolana. A causa de las protestas generadas a partir de esta decisión por parte de las anacrónicas cúpulas de PDVSA, durante más de tres meses las exportaciones se vieron mermadas creando un enorme déficit e inflación en el país. El gobierno tuvo que comenzar a importar gasolina para cubrir la cuota nacional y miles de venezolanos se vieron en largas filas de días para poder llenar el tanque de sus vehículos.

La cúpulas de la moribunda Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), empresarios, la jerarquía de la iglesia católica, algunos partidos políticos, las televisoras privadas de Venezuela y Fedecámaras convocaron otra huelga general el 9 de abril, esta vez de carácter indefinido en protesta contra las leyes de Tierras, de Hidrocarburos, de Pesca, además de otros instrumentos aprobados vía habilitante, para forzar la renuncia de Chávez.

El 11 de abril del 2002

El 11 de abril, el tercer día de la huelga, las protestas se convirtieron en disturbios, y una marcha antichavista envenenada de odio y violencia fue desviada de su recorrido hacia el palacio de Miraflores, a sabiendas de que desde tempranas horas miles de simpatizantes se encontraban concentrados alrededor de Miraflores en defensa a la revolución y a su líder.

La marcha opositora venia destruyendo todo a su paso, al aproximarse al centro de Caracas la marcha se tornaba cada vez más violenta. El plan golpista seguía en marcha, en el centro de Caracas funcionarios de la Policía Metropolitana (PM) y francotiradores ubicados en las azoteas de los edificios, se apostaban para generar los muertos que justificarían el golpe.

Una vez ubicados en centro de la ciudad, manifestantes de ambos lados fueron emboscados en lo que constituyó una verdadera masacre sin precedentes en la historia política de Venezuela. Militantes revolucionarios apostados en Puente Llaguno intentaron resistir ante la ráfagas de disparo que provenían desde la Av. Baralt y las azoteas, estas imágenes fueron manipuladas por la canalla mediática para responsabilizar a la Revolución y al presidente Hugo Chávez, de los 19 muertos que había dejado la masacre.

Minutos después se mostraba un pronunciamiento pregrabado donde miembros de la dirigencia golpista del alto mando militar le pedían la renuncia al presidente Chávez y amenazan con bombardear el palacio de Miraflores.

Luego de horas de tensa situación y de una feroz campaña mediática, el comandante Chávez decide entregarse para evitar un derramamiento de sangre a cual amenazaban las fuerzas golpistas, quienes mostraban sin prueba alguna una supuesta renuncia del Jefe de Estado.

Un día después, 12 de abril, Pedro Carmona Estanga, entonces presidente de Fedecámaras, se autojuramentó como presidente de la República, su primer acto oficial fue la disolución del Parlamento (Asamblea Nacional), el Tribunal Supremo de Justicia, el Consejo Nacional Electoral, de todos los gobernadores, alcaldes y concejales, la remoción del Fiscal General, del contralor, y del Defensor del Pueblo, de todos los embajadores, cónsules y vicecónsules, Misiones Permanentes Diplomáticas, así como la eliminación de las 48 leyes habilitantes, y el cambio de la Constitución, al reponer el nombre de República de Venezuela, quitándole la condición de Bolivariana.

Lo que siguió a la caída del Gobierno, fue una atroz persecución y un silencio mediático que intentó acallar las voces de un pueblo enardecido por semejante injusticia.

Comenzaba así una dictadura fascista de un gobierno de facto que en pocas horas demostraba su carácter fascista y reaccionario, que mientras celebraba su “Azaña” burguesa en Miraflores, no contaba con la fuerza de un pueblo que comenzaba a organizarse para salir a combatir en la calles de todo el país, en defensa de su Revolución y su Comandante.

14 años después

Hoy, cuando conmemoramos 14 años de la aventura golpista de la oposición venezolana, a los patriotas revolucionarios se nos tiene prohibido olvidar estos hechos y sus protagonistas, aquellos que hoy conspiran para desestabilizar la democracia venezolana y nuestro proceso. Tenemos el deber histórico 14 años después de aplastar la conspiración, impulsar la Revolución y el legado de nuestro eterno Comandante Supremo, Hugo Rafael Chávez Frías, y triunfar este próximo 14-A para hacer de este mes, otro Abril de victorias.

 Fuente: PSUV

22 de diciembre: Nace Teresa Carreño

Banner-teresa-carreño

Teresa Carreño una de las más grandes pianistas de la historia, nació el 22 de diciembre de 1853 en Caracas. Reconocida mundialmente por sus conciertos y composiciones esta mujer se convierte ícono de la música y una referencia para el mundo.

Su madre fue Clorinda García de Sena y Toro, descendiente directa de la esposa del Libertador. Su padre, Manuel Antonio Carreño (autor del manual que lleva su nombre), la ayudó desde temprana edad en sus estudios de piano.

A los nueve años dio su primer concierto en el teatro Irving Hall de Nueva York, un año más tarde ofreció un concierto privado en la Casa Blanca al presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln.

Teresa Carreño se estableció en París y dio conciertos en países como Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos. Tocó junto a grandes músicos de la época como Pedro José Quidant, Gioacchino Rossini y Frank Liszt.

En Venezuela su nombre se enaltece dentro de las valerosas mujeres de nuestra historia y uno de los teatros más importantes lleva su nombre, siendo escenario para importantes conciertos y actividades culturales caraqueñas.

Estuvimos presentes en la Guardia de Honor de Pedro Camejo

file

Con una guardia de honor en el Panteón Nacional, este viernes 3 de julio trabajadores y trabajadoras del Banco Bicentenario del Pueblo rindieron honores al teniente de caballería Pedro Camejo, conocido históricamente como Negro Primero.

En este acto cívico-militar, la fuerza laboral que conforma el Ministerio de Finanzas y demás instituciones bancarias del Estado, apreciaron la exposición de la cuchilla usada por Pedro Camejo en batalla, junto a la espada del Libertador Simón Bolívar.

Los asistentes disfrutaron de una visita guiada por parte del personal del Panteón, donde apreciaron las reliquias y los homenajes a los restos de los héroes patriotas que lucharon por la independencia de Venezuela.

A ellos se unieron estudiantes de los diferentes colegios y liceos de la Gran Caracas, de acuerdo a la convocatoria realizada por el presidente Nicolás Maduro el pasado viernes 26 de junio.

El evento también contó con actividades deportivas, recreativas y culturales para el disfrute de los presentes en esta histórica conmemoración.

El 5 de julio de 1811 nació Venezuela

banner_5_julio

El 5 de julio de 1811 fue declarada la Independencia de Venezuela, evento que desencadenó uno de los más importante procesos independentistas en Latinoamérica.

Un año antes, el 19 de abril, había comenzado a gestarse el movimiento independentista cuando los liberales, en apoyo al Rey Fernando VII de España, negaron la invasión Napoleónica de España y rechazaron al nuevo gobernador que llegaba para representarla, Vicente Emparan.

El territorio venezolano, que para ese entonces se denominó Capitanía General de Venezuela permitía que por su posición estratégica frente al mar, los pobladores se enterasen rápidamente de lo que acontecía en España y se tomasen acciones sobre el acontecer de la patria.

Es por ello que el 5 de julio de 1811, se reunieron en Caracas los representantes de las provincias de Caracas, Cumaná, Barinas, Margarita, Mérida, Barcelona y Trujillo, para discutir lo que implicaba continuar bajo un régimen monárquico.

Las provincias de Coro, Maracaibo y Guayana, tres de las diez que componían a la Capitanía General de Venezuela, se abstuvieron en su participación y decidieron seguir fieles ante el Consejo de Regencia de España e Indias, el órgano representante de España.

En la Capilla Santa Rosa de Lima se realizó la discusión, la cual era exhaustiva y profunda, donde todos los presentes se mantenían dispuestos a participar en la disputa de los ideales que se deseaban perseguir.

Al concluirse que se ansiaba una República de plenas libertades, se dispuso a la votación de los diputados del Congreso General de Venezuela, los cuales solo encontraban una oposición férrea por parte del Padre Manuel Vicente Maya, representante de la Grita.

Luego de la declaración de Independencia, los republicanos Juan Germán Roscio y Francisco Isnardi, se dispusieron a escribir el Acta de Independencia de Venezuela, la cual fue firmada y aprobada por el Congreso el 7 de julio de 1811.

La República buscaba defender los ideales de igualdad y libertad de expresión, sin embargo, la realización de la constitución y la presencia de los votos como toma de decisión, fueron muestras de cambios radicales de una forma de pensar que ya no daría marcha atrás.