Las Comunas son parte de mi vida

0S2A5207

Gracias a la Revolución y al legado del Comandante Hugo Chávez, el rol de las comunas y las mujeres en Venezuela ha sido de gran importancia, como ejemplo de estas mujeres tenemos a nuestra compañera Hurlenis.

Hurlenis Monoche, adscrita a la Gerencia General de Cumplimiento, Prevención y Control de Legitimación de Capitales y Financiamiento al Terrorismo, participa de forma activa en el concejo comunal Dispuestos a Luchar – Banquito Rebelde, en la parroquia El Recreo, Pinto Salinas.

Es voluntaria cultural en su comunidad, en la que se realizan actividades deportivas, juegos tradicionales y conciertos. Además, se encarga de transmitir a los niños y niñas de la zona las distintas manifestaciones afro-venezolanas. “Las comunas son parte de mi vida“, asegura.

Hurlenis asegura sentirse feliz con el cambio de nombre de nuestra institución. “Me parece importante para el reimpulso de la banca social y la reivindicación de la mujer y la clase obrera”.

“Ahora tenemos el compromiso de adecuar nuestros productos y servicios para los trabajadores, las madres, para el pueblo que desee contribuir con el progreso de nuestra patria”, expresa.

Confiesa que en los siete años que tiene trabajando en la institución, lo que más le ha brindado felicidad son las amistades en su entorno laboral. “Mi desarrollo profesional y laboral aumenta al compartir con mis compañeros de trabajo, aprendo de todos cada día“, añade.

Hurlenis, asegura estar comprometida con los nuevos retos que se le presentan hoy al banco.

1° de mayo: Día Internacional del Trabajador

file

En homenaje a los hombres y mujeres que producen las riquezas de un país con su mano incansable y el amor que imprimen en cada uno de sus oficios, se celebra a escala mundial el Día Internacional del Trabajador.

Esta fecha representa el logro de los movimientos socialistas tras muchos años de lucha, decretado en el Congreso Obrero Socialista (París, 1889) en honor a los mártires de Chicago, quienes fueron ejecutados en Estados Unidos por su participación en las luchas por la consecución de la jornada laboral de 8 horas.

En Venezuela, la lucha por la dignidad y la justicia social en los 15 años de Revolución ha sido un logro. Durante el mandato del Comandante Supremo Hugo Chávez y del presidente Nicolás Maduro Moros, uno de los objetivos principales ha sido el reconocimiento de los derechos laborales y el entendimiento de que el trabajo dignifica y libera.

Como resultado de esto, se obtuvo la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), que fue publicada en la Gaceta Oficial N°6.076 del 7 de mayo de 2012, y cuenta con 554 artículos y 7 Disposiciones Transitorias. Asimismo algunas de las novedades de esta ley son “la reducción de la jornada laboral de 44 a 40 horas semanales diurnas, el pago doble de prestaciones en caso de despido injustificado, la eliminación del cobro de comisiones bancarias por servicios de cuenta nómina y el regreso de la retroactividad de las prestaciones para los trabajadores activos desde 1997”.

En el Banco Bicentenario del Pueblo, la Clase Obrera, Mujer y Comunas, apoyamos  a nuestra fuerza laboral, garantizando sus derechos y enalteciendo su labor en la consolidación del sistema bancario público nacional. Sigamos en la lucha y trabajemos con dedicación por el pueblo venezolano.

¡Feliz día!

¿Sabías que Jóvito Villalba fue expulsado de nuestro es país en tres ocasiones?

jovito

Tal día como hoy en 1908, nace el primer margariteño en ser expulsado de nuestro país en tres oportunidades diferentes fue Jóvito Villalba un reconocido político, abogado y profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Este ilustre venezolano nació en la Isla de Margarita específicamente en Pampatar, donde comenzaría sus estudios de bachillerato para luego erradicarse en la ciudad de Caracas y obtener el titulo de abogado.

Desde muy temprana edad se interesó en la política, fue presidente del Centro de Estudiantes de Venezuela y formó parte de la “Generación del 28” movimiento estudiantil que estaba en contra del gobierno de Juan Vicente Gómez.

Este distinguido venezolano fallece el 8 de julio de 1989 en la ciudad de Caracas, sus restos serian trasladados a su querida Nueva Esparta, donde descansan en paz.

Ezequiel Zamora: General del Pueblo Soberano

Imagen

152 años se cumplen hoy de la muerte del general Ezequiel Zamora, víctima de un  disparo traicionero desde el campanario de la iglesia, cuando se encontraba en San Carlos (Cojedes), asediando a los restos derrotados del ejército de la oligarquía conservadora.

Jefe indiscutible del Ejército Federal, Zamora hizo de la guerra entre los conservadores y liberales  un amplio movimiento popular liberador, que levantaba las banderas de la liquidación de la oligarquía y la entrega de la tierra a los campesinos. Los historiadores le han atribuido cualidades propias del héroe popular: valentía, constancia indomable y, como él mismo decía, horror a la oligarquía.

Trabajar desde muy joven  para ayudar al sostenimiento de su familia le impidió cursar estudios regulares,  Zamora es considerado autodidacta. Aprender a leer y escribir le valió mucho, porque le permitió tener contacto con las ideas políticas y entender la doctrina del Partido Liberal, leer acerca de la Historia Universal e informarse sobre la constante lucha de los pueblos por alcanzar la libertad.

Dedicado originalmente al comercio de víveres, su relación con el pueblo le hizo comprender el descontento social ante la crisis económica que asolaba al país desde la guerra de la independencia y, acogiendo las propuestas de Antonio Leocadio Guzmán, se une a él, convirtiéndose en el Jefe regional de los Liberales. El 7 de septiembre de 1846 Zamora se alza en Guambra, proclamando las consignas “Tierra y hombres libres” y “Respeto al Campesino y Desaparición de los Godos”, lo que le haría ganar la devoción popular y el nombre de «General del Pueblo Soberano».

Bajo la dirección de Ezequiel Zamora, la campaña del Ejército Federal condujo a sucesivas derrotas de los godos en 1859. El 10 de diciembre de ese mismo año, en la batalla de Santa Inés (Barinas), quedaron diezmados los conservadores, y se abrió el camino hacia Caracas y la victoria definitiva. Después de Santa Inés, Zamora se dirigió hacia el centro del país a través de Barinas y Portuguesa, pero antes de aproximarse a Caracas resolvió desalojar a los restos conservadores de la ciudad de San Carlos.

Durante las acciones para la toma de la plaza, mientras dirigía una operación de aproximación a las trincheras enemigas, recibió un balazo en la cabeza disparado por un francotirador colocado en el campanario de la iglesia. El asesinato de Zamora fue producto de una conjura fraguada por la oligarquía conservadora, que se valió de una traición dentro de las filas liberales.

Su inesperado deceso cambió el rumbo favorable que llevaba la guerra para los federalistas y produjo la pérdida de quien para muchos fue el más importante líder popular del siglo XIX venezolano.

Desde el 13 de noviembre de 1872, los  restos de Zamora reposan en el Panteón Nacional en Caracas.