Hace 42 años falleció el compositor venezolano Vicente Emilio Sojo

unnamed-10.jpg

Nacido el 8 de diciembre en 1887 en Guatire, estado Miranda, Sojo creció en una familia que también amaba la música. Su bisabuelo y abuelo materno, Francisco Castro y Domingo Castro, respectivamente, fueron maestros de capilla en Chacao y Guatire.

Henrique León y Régulo Rico fueron sus primeros maestros, cuando tenía nueve años. Con ellos aprendió teoría, solfeo, canto y violín.

Al ver la capacidad de aprendizaje del pequeño, Rico lo acercó a la flauta, el trombón y otros instrumentos de viento, conocimientos que luego aprovecharía para componer.

Durante su juventud, Sojo se paseó por el mundo de la pintura y el dibujo, artes para las que también tenía potencial, pero al cabo de explorar estos campos se decidió obstinadamente por la música y entregó su existencia a la creación artística desde esa trinchera.

Su sólida formación, desde pequeño, le permitió en 1910 ingresar a la Escuela de Música y Declamación, ubicada en Caracas, donde inició su ruta hacia la composición de obras y consolidación de sus conocimientos.

En 1912 cursó estudios de violonchelo con Eduardo Richter, y compuso Meditación para quinteto de cuerdas, un treno para cuarteto y dos obras para piano: Romanza sin palabras y Minerva.

Más tarde, en 1921, Sojo fue nombrado profesor de teoría y solfeo en la Escuela de Música en la que había estudiado hacía más de una década.

Siete años después, en 1928, en ocasión de la fundación del Orfeón Lamas, escribió su primera obra polifónica, Por la cabra rubia. Desde entonces se inmortalizó como el Maestro Sojo.

En 1930, Vicente Emilio Sojo estaba dirigiendo los primeros conciertos del orfeón Lamas y de la recién fundada Orquesta Sinfónica Venezuela (OSV), de la cual fue fundador y director, además constante impulsor.

Diez años más tarde (1940) participó, junto a otros compositores, en la elaboración del primer cancionero del niño venezolano.

Para 1944, egresó la primera promoción de compositores que formados por Sojo en la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas.

Sojo recopiló y armonizó más de 200 canciones del acervo popular y tradicional de Venezuela para el orfeón Lamas, promoviendo así la identidad nacional.

Entre las obras más importantes del Maestro Sojo se encuentran: Misa cromática (1922-1933) y Hodie super nos fulgebit lux (1935).

Como reconocimiento, a su labor en el campo musical, le fue otorgado el Premio Nacional de Música en 1951.

El legado de este profesor y amante de la música se encuentra en la extensa y variada producción musical que comprende numerosas canciones corales, que incluye madrigales y canciones polifónicas, siete misas, quince motetes, cantatas, salmos, un Réquiem a la memoria del Libertador, dos Te Deum, y muchas canciones para canto y piano.

Entre los músicos que durante varias generaciones tuvieron como profesor a Sojo se cuentan los talentosos compositores venezolanos: Evencio Castellanos, Antonio Estévez, Ángel Sauce, Antonio José Ramos, Inocente Carreño, Gonzalo Castellanos, Carlos Figueredo, Antonio Lauro, Blanca Estrella de Méscoli, José Clemente Laya, Manuel Ramos, Andrés Sandoval, José Luis Muñoz, Leopoldo Billings, Modesta Bor, Raymundo Pereira y Rogelio Pereira.

A partir de 1970, Sojo comenzó a sufrir de arterioesclerosis, enfermedad que no le impidió hacer una gira por Europa en 1973, acompañado por Evencio Castellanos, pero que a su regreso a Venezuela le obligó a internarse en una clínica.

Un año después, el 11 de agosto de 1974, el insigne músico falleció en la ciudad de Caracas.

Anuncios

22 de diciembre: Nace Teresa Carreño

Banner-teresa-carreño

Teresa Carreño una de las más grandes pianistas de la historia, nació el 22 de diciembre de 1853 en Caracas. Reconocida mundialmente por sus conciertos y composiciones esta mujer se convierte ícono de la música y una referencia para el mundo.

Su madre fue Clorinda García de Sena y Toro, descendiente directa de la esposa del Libertador. Su padre, Manuel Antonio Carreño (autor del manual que lleva su nombre), la ayudó desde temprana edad en sus estudios de piano.

A los nueve años dio su primer concierto en el teatro Irving Hall de Nueva York, un año más tarde ofreció un concierto privado en la Casa Blanca al presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln.

Teresa Carreño se estableció en París y dio conciertos en países como Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos. Tocó junto a grandes músicos de la época como Pedro José Quidant, Gioacchino Rossini y Frank Liszt.

En Venezuela su nombre se enaltece dentro de las valerosas mujeres de nuestra historia y uno de los teatros más importantes lleva su nombre, siendo escenario para importantes conciertos y actividades culturales caraqueñas.

¡BANCO BICENTENARIO DEL PUEBLO GANA LA VOZ BANCA PÚBLICA!

fileCA3IW5JV

El viernes 20 de noviembre José Leonardo Martínez, nuestra Voz Bicentenario se convirtió en el ganador absoluto del Festival de la Voz Banca Pública 2015 realizado en el auditorio del Banco de Venezuela.

La actividad contó con la presencia del Ministro de Economía y Finanzas y presidente del Banco de Venezuela, Rodolfo Marco Torres, el presidente de nuestra institución James Hernández, nuestra vicepresidenta Perla Benítez, la presidenta del Banco del Tesoro, Dixorys Cachima y Simón Zerpa, presidente del Bandes.

Desde su primera presentación José Leonardo Martínez con su talento, simpatía y humildad se ganó el aplauso de los asistentes, su primer tema “Apure en un viaje” del autor Genaro Prietro fue solo un abreboca de lo que sería su presentación final.

Su versión del tema “Te conozco bien” de Marc Anthony lo convirtió en el triunfador de la noche, su voz, ritmo, dominio de la banda y del escenario, evidenciaron que el Banco Bicentenario del Pueblo no tenía competencia en el festival, José Leonardo era el ganador indiscutible.

Aguanile como todos lo conocemos dedicó su triunfo a toda la familia Bicentenario y agradeció el apoyo brindado durante toda su preparación.

“Agradezco al presidente James Hernández su confianza y a toda mi familia del banco su cariño, este premio es de todos, los quiero”.

No queda duda que en el Banco Bicentenario del Pueblo sobra talento.

Talento y humildad definen a José Leonardo Martínez, nuestra Voz Bicentenario 2015

unnamed

Carisma, sencillez y una gran voz  representan a este compañero que se  desempeña como cajero integral en la agencia Cúa, que no imaginó que un demo lo convertiría en participante del festival de canto de la institución y mucho menos en el ganador.

En la semifinal hizo bailar a toda la fuerza laboral con el tema Aguanile, en la final, robó suspiros y puso de pie a los asistentes con una versión del tema  “Y cómo es él” , sin  duda José Leonardo se ganó a punta de música el apreció y los votos de sus compañeros del banco.

José Leonardo cuenta que su pasión por la música viene de la infancia, incluso que las condiciones vocales y el oído musical es un don que  comparte con toda su familia, todos cantan pese a que ninguno lo hace profesionalmente, ninguno cursó estudios musicales.

Se describe como un hombre afortunado porque tiene una familia que lo apoya en todos los proyectos que emprende, pero sin duda,  su motor principar son sus hijos de 3 y 5 años.

A a los 12 participó por primera vez en un concurso, fue en la Voz liceista del colegio en Charallave donde cursaba estudios, aún recuerda el nerviosismo que sintió ese día, también la grata satisfacción por hacer lo que le gusta.

En algún momento fue vocalista de una agrupación musical llamada Stylos, el repertorio de temas que ha interpretado cuenta con baladas, salsa, gaita y música venezolana.

Lo que deseo es cantar

“El festival ha sido una experiencia maravillosa, cambió mi vida, estoy muy agradecido con todo el personal del banco por el cariño, el apoyo, aún no puedo creer que logré el primer lugar, todos mis compañeros cantan muy bien”

Se describe como un hombre que no le teme al trabajo, inició en la banca como mensajero y hoy,  tiene 7 años en la institución como cajero integral. Explica que su trabajo le exige mucha atención, compromiso y paciencia, y que  pese a que le gusta lo que hace, piensa que es el momento de crecer, asumir nuevos retos dentro del banco, también de concretar nuevos proyectos

Sueña con grabar un disco y poder demostrar su talento en todas las tarimas posibles, convertirse en un cantante profesional y Voz Bicentenario, es una muestra de que va por buen camino.

Orgullo de la agencia Cúa   

 Pedro José Rivero,  estudió con José Leonardo en el liceo, hoy comparten trabajar en taquilla.

“Es un  buen compañero, responsable y dinámico en su trabajo, parece ser muy serio pero realmente es un gran bromista cuando se siente en confianza, estamos felices con su triunfo”, asegura Rivero.

Expresa que no tiene dudas de que su amigo tiene las condiciones para ganar el festival de la Banca Pública.

Para Victoria Palacios, su gerente, Leo es un muchacho sumamente humilde, que desde que lo conoce está cantando.

“Lo recibimos por todo lo alto, estamos satisfechos con su participación, adornamos la agencia con globos  y una pancarta que dice eres nuestro orgullo para recibirlo, acotó”.

Sus compañeros de trabajo publicaron para Leonardo una nota felicitación en el Diario La Voz de Los Valles del Tuy.

Sin duda nuestra Voz Bicentenario no solo posee talento para cantar, también un gran corazón, gran sensibilidad, sus compañeros lo confirman, todos como muestra de ello lo vimos llorar cuando lo anunciaron ganador.

Estamos seguros de este el 20 de noviembre nos regalarás una gran presentación, y por que no, el primer lugar en el festival de la Voz Banca Pública 2015.

¡Suerte Aguanile!

Conoce A Miguelangel Pereira “El Pastor”

0S2A5638Miguelangel es uno de los jóvenes que forma parte del equipo del Centro de Atención Telefónica de nuestra institución y con apenas 21 años de edad asegura tener clara su misión en la vida, cantar. Estudiante del cuarto semestre de Administración de Empresa y aficionado a la música, comienza su jornada laboral a las 2:00 de la tarde y distribuye su tiempo libre entre los estudios y la composición de sus canciones, las mismas que dedica a Dios en cada una de sus letras, de allí el apodo de “El Pastor”. Proveniente de una familia numerosa, Miguelangel nos cuenta que desde niño ha tenido facilidades para el canto y las artes escenográficas, por lo cual incursionó en la coral del Centro de Educación Artística Andrés Eloy Blanco (CEA), ubicado en Guatire, estado Miranda.

Sus inicios en la música se centraron en los ritmos actuales y de moda como el Reggaetón; gracias al cual logró junto a su compañero de dúo, presentarse en varios conciertos organizados para el talento nacional y darse a conocer en el mundo musical y a través de las redes sociales como @MiguePH.

Del Reggaetón al Rap Cristiano

Al profundizar en el tema de los géneros musicales, Miguelangel confiesa “El testimonio de mi hermano cambió mi vida”, y nos cuenta que su iniciativa de cantar a Dios se la debe a uno de sus hermanos mayores, quien a través de sus experiencias de vida lo motivó a asistir a la iglesia cristiana y escuchar la palabra del señor.

“Fue allí donde comprendí que lo que contamina al hombre es lo que sale de su boca y decidí dar un cambio radical en mi estilo de vida, empezando por lo que hago, cantar” agregó.

Para Miguelangel, lo más importante de su arte es llevar un mensaje positivo y no dejarse llevar por el mercado, lo que trajo consigo que muchos de sus compañeros artistas le dieran la espalda por su negativa a continuar cantando otras letras.

“De que le vale al hombre ganarse al mundo y perder su alma” reflexiona, y agradece haber vivido estas experiencias y comprender que “El que no vive para servir, no sirve para vivir”, razón por la cual a través de sus canciones sirve a Dios predicando su mensaje.

“Para mi el Evangelio no es una religión, es un estilo de vida que se basa en la voluntad de Dios”