EL 19 DE ABRIL DE 1810

file

El 19 de abril se conmemora en toda Venezuela el inició de la lucha por la independencia del país, debido a que en el año 1810 toda la sociedad caraqueña que se encontraba a las afueras del Cabildo de Caracas, escuchó la pregunta del Capitán General español de si querían que él siguiese gobernando, respondiendo con un no rotundo y cambiando de esta forma el destino de toda la nación.

Venezuela era gobernada por el Imperio Español y debía regirse bajo las autoridades peninsulares que imponía la corona, pero con la guerra proclamada a Francia y con la posterior invasión de Napoleón Bonaparte, la confusión existente en España dio la oportunidad a los blancos criollos de que vislumbraran la posibilidad de un gobierno sin influencia extranjera.

La resiente revolución de Gual y España, la fallida expedición libertadora comandada por el General Francisco de Miranda, además de la conspiración de los Mantuanos, fueron los antecedentes locales que existieron para comparar y definir cómo debía ser su actuación ante esta crisis.

Por ello decidieron todos los representantes del Cabildo en Caracas, oponerse al Capitán General Vicente Emparan, quien era la nueva autoridad elegida por el hermano de Napoleón Bonaparte, José I de España.

El Jueves Santo el Capitán General había aceptado una reunión extraordinaria en el Cabildo, pero al llegar, todos los asistentes lo confrontaron para que desistiese de su cargo, rehusándose y dirigiéndose hacia la Catedral de Caracas. Allí Francisco Salías lo exhortó para que volviese a la reunión y decidir al fin el destino de Venezuela.

En el Cabildo se reanudo de nuevo la discusión y al entender que no existiría ningún acuerdo, Vicente Emparan se dirigió al balcón, preguntó a todos lo que se encontraban en la Plaza Bolívar si deseaban que el siguiese gobernando, y con el gesto negativo a sus espaldas del canónigo José Madariaga, respondieron todos en un no rotundo decidiendo el Capitán General que tampoco quería mando.

Se crea entonces la Junta Suprema Defensora de los Derechos de Fernando VII, gobierno que por su nombre, decía defender los intereses de los herederos de la corona española antiguamente destituida, pero que en el fondo deseaba apropiarse del poder político.

De esta forma comenzó el proceso de independencia que todavía hoy los venezolanos deben defender y que el Gobierno Bolivariano coloca como principal prioridad, pues no solo se debe resguardar su derecho a la libertad, sino que a su vez es posible perderla ante una siempre latente invasión extranjera.

A DOS AÑOS DE UNA VICTORIA HEROICA

file (29)

Este martes 14 de abril, dos años cumple como Presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, junto al pueblo, en defensa de la paz, soberanía e independencia nacional legada por el Comandante Hugo Chávez Frías, líder de la Revolución Bolivariana.

A principios de abril de 2013, el Presidente Maduro, entonces candidato presidencial del chavismo, comenzó la “Marcha de Sabaneta a Miraflores”, como parte de la campaña electoral que culminó en la victoria del poder popular.

Antes, el 11 de marzo de 2013, Maduro inscribió su candidatura presidencial ante el CNE donde dijo no ser Chávez, pero sí su hijo político y un revolucionario con la consciencia y el compromiso para continuar el legado de inclusión social iniciado por el líder de la Revolución Bolivariana.

“Vengo a hacer un compromiso de vida con nuestro pueblo”, dijo ante las autoridades del máximo organismo electoral.

Durante la campaña presidencial, que se realizó del 2 al 11 de abril, el candidato revolucionario realizó 25 actos en los estados Zulia, Falcón, Carabobo, Aragua, Táchira, Trujillo, Mérida, Apure, Barinas, Cojedes, Portuguesa, Amazonas, Bolívar, Delta Amacuro, Nueva Esparta, Sucre, Yaracuy y en Distrito Capital; donde se congregaron alrededor de 7 millones de personas en apoyo a la Revolución.

En el cierre de campaña, realizado en Caracas, el pueblo chavista colmó las avenidas Urdaneta, México, Baralt, Fuerzas Armadas, Lecuna, Universidad y Bolívar.

Allí Maduro destacó que “hemos recorrido esta patria completa para construir la victoria. Yo estoy consagrado al trabajo por la patria (…) Yo aspiro merecer la confianza del comandante Chávez, aspiro estar a la altura de la responsabilidad que él me dio, yo aspiro estar a la altura de este pueblo. Pueden saber los pobres de la patria que tendrán en mí su protector, su padre, su presidente. Lo juro frente a ustedes”.

Un pueblo libre y soberano

Tras la siembra del Comandante Chávez, el pueblo ratificó el 14 de abril de 2013 el camino de la Revolución Bolivariana al elegir a Nicolás Maduro como Presidente de la República con 7.575.506 votos, derrotando a Henrique Capriles Radonski, el candidato de la derecha, quien sumó dos derrotas consecutivas en elecciones presidenciales.

Desde que asumió el mandato presidencial, el Jefe de Estado ha defendido la autodeterminación del pueblo de seguir siendo libre y soberano ante la pretensión neocolonialista del imperio norteamericano de vulnerar la democracia y la paz de Venezuela.

El Jefe de Estado además cumple dos años combatiendo una guerra económica (promovida por sectores de la derecha para acaparar la renta petrolera) con el fin de proteger el poder adquisitivo y los logros sociales que el pueblo ha conquistado con la Revolución.

La participación popular ha sido clave en los dos últimos años, así como en todo los años de la Revolución Bolivariana desde que llegó al poder al 1998. El Presidente Maduro ha afianzando la participación del poder popular con la creación de los Consejos Presidenciales de Gobierno, instancias con el propósito de contribuir a desarrollar los cinco objetivos históricos del Plan de la Patria.

EL PUEBLO RECUERDA QUE “TODO 11 TIENE SU 13″

file (28)Durante la madrugada del 13 de abril, el pueblo sintió la convicción de que el presidente Chávez no había renunciado; por ello, salió a las calles a exigir la restitución del comandante, en Miraflores. “¡Queremos a Chávez!”, “¡Chávez no renunció, lo tienen secuestrado!”, eran las consignas que exclamaba el pueblo aquel día.

A las 2:50 am del 14 de abril, una luz hacía resplandecer el helipuerto del Palacio de Miraflores. A sus alrededores, el pueblo ondeaba banderas de Venezuela mientras gritaban ¡volvió, volvió, volvió! El estallido del Poder Popular había dado resultados.

Un helicóptero aterrizaba y con él volvía la tranquilidad para el pueblo de Venezuela: El presidente Hugo Chávez regresaba luego de estar secuestrado en la casa presidencial de La Orchila. “¡Queremos a Chávez, queremos a Chávez!”, continuaba gritando la gente. Con el puño cerrado y el brazo izquierdo alzado, el Comandante caminaba entre la marea de personas que lo recibían en el Palacio Presidencial.

Retomada la paz y tranquilidad, el Comandante Chávez se dirigió al pueblo desde el Palacio de Miraflores. “Lo primero y más importante que digo aquí, a todos los venezolanos, es que vuelvan a sus casas, que vuelva la calma, ustedes venezolanas, ustedes venezolanos”.

13 años después bajo el lema “Todo 11 tiene su 13“, los venezolanos  celebramos la victoria popular y reafirmamos el compromiso con el proceso revolucionario y con la democracia que reina en nuestra Patria.

Trabajadores de nuestra red de agencias rechazan la injerencia imperialista

 file (25)

Con entusiasmo y entrega trabajadores de la red de agencias del Banco Bicentenario del Pueblo, de la Clase Obrera, Mujer y Comunas, firmaron la solicitud para derogar el decreto injerencista emitido por el presidente Barack Obama, donde señalan a Venezuela como una amenaza para los Estados Unidos de Norteamérica.

La fuerza laboral de nuestras más de 500 agencias, asistió de manera organizada a los puntos rojos dispuestos a lo largo y ancho del territorio nacional, con el propósito de expresar a través de su firma, el rechazo a este decreto que pone en peligro la seguridad y la paz de la nación.

Una vez más los hombres y mujeres que forman parte de esta gran familia junto al pueblo venezolano, demuestran su compromiso en la lucha por una Patria de paz y justicia social.

Descubre los platos típicos en Semana Santa

file (21)

En la Semana Santa, según la religión católica, se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Es una costumbre en estas fechas que sus fieles presenten abstinencia hacia las carnes rojas, pues debe existir austeridad entre sus fieles, austeridad encontrada en las costumbres y la gastronomía de la época. De esta forma se demuestra respeto hacia el sufrimiento que padeció Jesús en la crucifixión, y el cual limpió los pecados del mundo.

Venezuela es uno de los países en Latinoamérica con mayor fervor católico, y por esto, sigue los preceptos de su religión. Los venezolanos católicos demuestran su fe a través de la visita a los 7 templos, los vía crucis vivientes, las procesiones, y para los más pequeños, la quema de Judas. En todas estas manifestaciones lograron plasmar su cultura, en especial cuando se observan los platos que lideran las mesas en todas las regiones del país.

La gastronomía está basada en productos marítimos, pero cada región construye su mesa a partir de lo conseguido en su entorno. En cuanto a dulces, tenemos los más comunes como el arroz con leche, el quesillo y el arroz con coco.

En la región central se puede degustar de pescados asados con vegetales, mariscos fritos, pescado a la plancha salpimentado y pescado al graten, pero a pesar de todo, son los dulces quienes gozan la principal atención, debido a las visitas que se acostumbra hacer a la familia y en donde se pueden obsequiar. El dulce de lechosa, el majarete, el cambur pasado, el dulce de leche de cabra, entre otros, son la opción en esta semana sacra.

En la región de los andes tienen una variedad basta de pescados de los cuales el rayado, el dorado, el bagre, el atún y la merluza, son sus preferidos, siendo estos con los que se preparara el mojo de pescado salado y el sancocho de pescado. Como segunda opción tienen las cangrejas y el armadillo, con los cuales se puede hacer una variación de sus platillos. También realizan potajes que contienen granos de distintos tipos como lo son las lentejas, los frijoles o las arvejas; de igual forma, en cuanto a dulces se refiere, se deleitan con buñuelos con miel, tizana, masato de arroz con geranio, bollitos de mazorca, pasteles de arvejas, cabello de ángel, conserva de hicacos y las acemas caracheras.

En la región oriental utilizan para sus platos los pescados como pueden ser la merluza, el chucho, el cazón, la raya, la sierra, el jurel, el corocoro, la cojinúa, el dorado, el pargo y el atún, que suelen estar preparados al horno, sancochado,  al cuajao oriental y hasta consomé de chipichipi. De nuevo se presentan los dulces como acompañante de los platos principales, como los son los buñuelos, la jalea de mango, leche de burra, catalina frita, dulce de plátano, mazmorra de maíz, pan naiboa, grosella, pianolita, dulce de chivato, dulce de lechosa y la piñoñate

Para los estados que conforman la región llanera, se concentra casi todas las formas de preparación del pescado, tanto frito como sancochado, poseen la principal característica de poder conservar la tradición. Ingredientes nuevos que se distinguen de otras regiones son el morrocoy, la lapa y el chiguire, todos estos que al criarse en las aguas de los ríos, conforman el principal ingrediente en estas fechas.

La gastronomía venezolana es muy variada de región en región, pero lo que unifica al país es la calidad con que se preparan estos platillos. Estos son dispuestos con ingredientes 100% naturales y con el mayor cariño posible, lo que hace viable que la comida en Semana Santa pueda trascender más allá de un periodo y que compita por los mejores lugares del arte culinario.