TRABAJADORES DEL BANCO BICENTENARIO DEL PUEBLO MARCHARON POR LA PAZ Y LA SOBERANÍA

file-1

Contra la guerra económica, el paramilitarismo y en defensa de la paz y la soberanía venezolana, trabajadores del Banco Bicentenario del Pueblo se unieron, este viernes 28 de agosto a miles de venezolanos que salieron a las calles de Caracas.

Guiados por el presidente y la vicepresidenta de la institución, James Hernández y Perla Benitez, la fuerza laboral partió desde la Av. Andrés Bello a la altura de la Cantv, hasta llegar al Palacio de Miraflores; donde fue recibida, junto al resto de los revolucionarios , por el primer presidente obrero, Nicolás Maduro Moros, quien en días pasados ordenó el cierre de la frontera con Colombia e iniciar un Operativo de Liberación y Protección del Pueblo (OLP) en la zona.

Durante su alocución el Primer Mandatario Nacional, ordenó extender la medida, específicamente a los municipios Lobatera, Ayacucho, Panamericano y García de Hevia.

También agradeció el apoyo al pueblo colombiano que vive en el país, “Hemos visto cómo el pueblo colombiano que vive en Venezuela se ha lanzado a las calles a apoyar a la Patria de Bolívar. Los colombianos huyen de la guerra, de la muerte, la represión, del hambre, la falta de vivienda y de educación (…) miles y miles de víctimas, muertes, desaparecidos, torturados, campesinos, obreros, estudiantes (…) Venezuela ha sido víctima durante seis décadas de la guerra en Colombia”, expresó el jefe de Estado.

Nuevamente trabajadores de la banca pública apoyan las medidas tomadas por el Ejecutivo en defensa de la patria.

¡Takisunchis!: ¡Alegría de los pueblos indígenas! 

pueblos-indigenas-banner

El 9 de agosto, el mundo celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas  desde el 23 de diciembre de 1994 luego de que la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) así lo decidiera para reivindicar los derechos humanos de nuestros aborígenes y en defensa de su hábitat, sus costumbres y tradiciones.

El término “takisunchis” del idioma quechua (una de las lenguajes indígenas más extendidas en Sur América), significa traducido al castellano “vamos a cantar”, una expresión de nuestros pueblos originarios que refleja el deseo de celebrar la vida y agradecer a la madre tierra a través del canto por ser la proveedora de todo lo que necesitan  para ser felices. Esto último, dista mucho de lo que somos en el que llamamos “mundo moderno y civilizado”, donde necesitamos de tecnología y cosas materiales para tener felicidad.

A diferencia de nosotros, los aborígenes conviven en armonía con el medio ambiente; no necesitan Internet, Wi Fi o celulares para estar comunicados, su convivencia es respetuosa y tolerante, se recrean de la naturaleza, no les escasea el alimento y les sobra la  alegría.

En Venezuela, los derechos indígenas están contemplados en la Constitución Nacional: Artículo 119.- “El Estado reconocerá la existencia de los pueblos y comunidades indígenas, su organización social, política y económica, sus culturas, usos y costumbres, idiomas y religiones, así como su hábitat y derechos originarios sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y que son necesarias para desarrollar y garantizar sus formas de vida (…)”.

Se estima que más de tres familias lingüísticas conforman la población indígena en territorio venezolano: la Arauaca (guajiro, Paraujano, Baniva, Curripaco, Yavitero, Piapoco, Guarequena, Baré, Aruaco); la Caribe (Cariña, Pemón, Maquiritare, Panare, Yabarana, Yucpa, Japreria, Acahuayo, Mapoyo, Chaima) y la Chibcha (Barí, Tunebo). También destacan la pequeña familia Tupí-guaraní que está representada a través de los indígenas Yeral, oriundos de Brasil, y otras etnias que no tienen procedencia exacta como las Yanomami, Guarao, Yaruro, Guajibo, Piaroa, Puinabe, Joti, Sapé y Arutaní.

Según la ONU, existen en el mundo por lo menos 5.000 grupos indígenas compuestos de unos 370 millones de personas que viven en más de 70 países de cinco continentes.

Aprendamos de nuestros indígenas que aprecian los recursos naturales, el valor de la familia en la organización y la convivencia, el amor por su cultura, y el agradecimiento con su “dios tierra” por brindarles el pan de cada día en sus cosechas.

Batalla de Boyacá: Victoria decisiva para la independencia

batalla-de-boyaca-banner

Un 7 de agosto de 1819, se plasmó en campo de batalla una de las estrategias bélicas más audaces y exitosas de la historia, cuando nuestros patriotas independentistas guiados por el Libertador Simón Bolívar, emboscaron al ejercito español que intentaba cruzar el río Teatinos, en las inmediaciones de la ciudad de Tunja, Boyacá (hoy Colombia).

Bolívar, que había estudiado el movimiento de sus adversarios, sabía con antelación la ruta que seguirían los soldados españoles, por lo que movilizó más de 2.800 hombres para bloquearles el paso. El ejército patriota estaba conformado por criollos, mestizos, mulatos, zambos, negros, campesinos e indígenas, que habían sido marginados por el yugo español. También destacan unidades militares compuestas por más de 160 voluntarios extranjeros conocidos como la “Legión Británica”, que apoyaron la causa independentista.

Los realistas, sorprendidos por los criollos, no tuvieron oportunidad de preparar su artillería y tuvieron que improvisar su maniobra de defensa ante el ataque del ejército libertador que logró rodearlos y dividirlos. Al final, la victoria fue para los generales patriotas Bolívar, Santander, Anzoátegui y un pueblo heroico que decidió sacudirse el dominio imperial.  Alrededor de 1.600 soldados del ejército español  fueron capturados junto a su coronel  José María Barreiro.

Vale la pena resaltar la importancia de la victoria de nuestros libertadores en la Batalla de Boyacá, puesto que fue el inicio de la independencia del Norte de Sudamérica y conllevó a los triunfos en las Batallas de Carabobo en Venezuela, Pichincha en Ecuador, Ayacucho y Junín en Perú.

La épica Batalla de Junín

batalla de junin banner

El 6 de agosto de 1824, el ejército del Libertador Simón Bolívar derrota en combate a las tropas españolas en la Batalla de Junín, una victoria decisiva para las aspiraciones independentistas. Este fue un duro golpe a la moral de los realistas y a sus pretensiones de mantener el yugo en los Andes peruanos. Las fuerzas guiadas por Bolívar se mantuvieron cohesionadas, mientras que los soldados rivales comandados por el General español José de Canterac, estaban dispersos entre el valle del Mantaro y Alto Perú, lo que propició una oportunidad para los patriotas de avanzar con sus 8.000 hombres de infantería, 1.000 de caballería y 6 piezas de infantería.

La Batalla de Junín, fue un combate cuerpo a cuerpo; eran los sables y bayonetas de los soldados españoles contra las lanzas y machetes de los llaneros, sin que se realizara un disparo. A pesar de su superioridad numérica, el ejército español emprendió una retirada, sorprendidos por la caballería de los patriotas que los perseguían por las llanuras de Junín. Luego de ser alcanzados por los patriotas, las tropas reales armaron una línea defensiva, que fue derribada y derrotada por los combatientes independentistas.

Unas palabras épicas de Bolívar

Dirigiéndose elocuentemente a sus tropas, el Padre de la Patria expresó lo siguiente:

“¡Soldados! Van a completar la obra más grande que el cielo ha encomendado a los hombres: la de salvar un mundo entero de la esclavitud.

¡Soldados! Los enemigos que van a destruir se jactan de catorce años de triunfos. Ellos, pues serán dignos de medir sus armas con las de ustedes que han brillado en mil combates. ¡Soldados! El Perú y la América toda aguardan de ustedes la paz, hija de la victoria, y aún la Europa liberal les contempla con encanto porque la libertad del Nuevo Mundo es la esperanza del Universo. ¿la burlaron? No. No. Ustedes son invencibles”.

Proclama de Bolívar ante el Pueblo Peruano

“La campaña que debe completar vuestra libertad ha empezado bajo los auspicios más favorables. El ejército del general Canterac ha recibido en Junín un golpe mortal, habiendo perdido, por consecuencia de este suceso, un tercio de sus fuerzas y toda su moral. Los españoles huyen despavoridos abandonando las más fértiles provincias, mientras el general Olañeta ocupa el Alto Perú”.

La Batalla de Junín es digna de exaltación por su importancia en la emancipación de nuestra patria. Seguramente, los españoles no contaban con los pueblos unidos de América, dispuestos a obtener su libertad por encima de cualquier dominio imperial, donde la única “madre patria” era la tierra que los vio nacer y crecer libres.

INAUGURAMOS CENTRO DE FORMACIÓN HUGO CHÁVEZ Y CREDIJOVEN

file

Este lunes 3 de agosto se inauguró el Centro de Formación Hugo Chávez, en la Vicepresidencia de Gestión Humana del Banco Bicentenario del Pueblo, ubicada en la torre Banco Lara, La Castellana.

Después de la inauguración  los jóvenes seleccionados en las ferias organizadas por nuestra oficina de captación iniciaron  las inducciones  teóricas y prácticas en materia de contabilidad, operaciones, crédito y finanzas, luego de 5 meses de formación pasarán a formar parte de nuestra fuerza laboral.

Asimismo, fueron protagonistas de la actividad los jóvenes de la Misión Saber y Trabajo, quienes recibirán también una capacitación de 2 meses y diez días para luego incorporarse al trabajo  que se realizará con el producto CrediJoven.

La jornada contó con la presencia del presidente de la entidad James Hernández, quien acompañado de la vicepresidenta ejecutiva Perla Benítez y la vicepresidenta de Gestión Humana Evelin Millán, le dieron una cordial y afectiva bienvenida a nuestros próximos compañeros.

“Bienvenidos jóvenes, nosotros estamos haciendo historia con ustedes, que vienen a formarse, necesitamos gente que venga con ganas de querer formarse, de querer sacar el banco hacia adelante, con la cultura propia del Banco Bicentenario del Pueblo (…), ustedes representan un sueño para nosotros y hoy se ve materializado con este nuevo proyecto, no dejen que muera”, aseguró James.

Por su parte, Evelin Millán aseguró que “este grupo  comenzará un proceso de 5 meses de formación teórica y práctica en crédito, cobranzas y operaciones, para incorporarlos a nuestra fuerza laboral”.

Génesis Corredor, de la Misión Saber y Trabajo señaló que, le parece maravillosa esta oportunidad que la institución le ofrece,  que está comprometida con el proyecto y la juventud de la Patria.

En el Banco Bicentenario del Pueblo creemos en la juventud  de nuestro país.